Un zarpazo en el descuento acaba con la imbatibilidad rojiblanca

El gol de Falcao en el 95' termina con la buena racha del Athletic en este inicio liguero, después de un mal partido de los leones
Asier 'Búfalo' Villalibre disparando durante el Athletic-Rayo / ATHLETIC CLUB

La derrota frente al Rayo Vallecano ha caído como un jarro de agua fría en la afición athleticzale. La hinchada bilbaína llegaba con mucha ilusión a la sexta jornada después de mantenerse invictos y apenas recibir un gol en las cuatro anteriores. Los numerosos cambios en el once de Marcelino no están del todo justificados después de ver el resultado final. Un total de 6 novedades respecto a la alineación del Wanda. Dos en defensa, tres en el centro del campo y una en la delantera. El conjunto de Andoni Iraola dominó la primera parte al completo. La segunda tampoco pasará a la historia, más que por el gol de Falcao en el último instante, que volvió ser la bestia negra de los leones con un zarpazo.

Fue una noche amarga, que comenzó con el reconocimiento a Sotera por su doblete histórico en el remo. El primer gol rayista llegaba antes de cumplirse los primeros cinco minutos. Una pelota robada en medio campo a Mikel Vesga, que se entretuvo demasiado, terminó con el tanto de Álvaro que batió sutilmente a Simón con una picadita. Ahí, el choque empezó a ponerse cuesta arriba para los rojiblancos. Costó y mucho reponerse ante un Rayo que enfriaba una vez y otra vez el choque con balón y sin él. Moviendo el esférico de lado a lado, el cuadro vallecano dominó la situación sin dejar que los leones corriesen.

La primera ocasión rojiblanca fue en un córner ensayado para Nico ‘Brother’ Williams en su primera titularidad con el Athletic. Su disparo cruzado fue sacado por Isi con el cuerpo en un balón que marchaba hacia gol. A los leones les metió en el partido una vez más el balón parado. En el minuto 37, Pathé Ciss mandó a sus propias mallas un fenomenal saque de falta de Iker ‘Young Boy’ Muniain. Los leones tuvieron la gran oportunidad de ponerse por delante antes del ecuador, cuando una gran dejada de Raúl García plantó a ‘Brother’ Williams ante Dimitrievski. El zurdazo ajustado del canterano se marchó besando el palo. Así se llegó al descanso, esperando que la segunda mitad cambiara de rumbo, y la posible inclusión de alguno de los habituales al césped de San Mamés.

Otra vez Falcao

Arrancó la segunda mitad con una tremenda chaparrada sobre la Catedral. Villalibre, fue de lo más activo del ataque del Athletic, con un Raúl García muy impreciso. El ‘Búfalo’ fue protagonista de un buen acercamiento, pero mandó un balón a las manos del meta rayista. Poco después, la afición le otorgó una sonora ovación al exleón Unai López. El Rayo, satisfecho con el empate, siguió frenando el juego con faltas y pérdidas de tiempo. A raíz de ello, el colegiado añadió 7 minutos, y el Athletic estuvo cerca del gol en el 93′, tras una buena cabalgada de Iñaki ‘Pantera’ Williams que puso un tenso balón a Morcillo, que no pudo rematar con precisión. Faltaba el mazazo en el quinto de los siete minutos de descuento, con una falta lateral a favor del Rayo. Bebé, especialista en balón parado, conectó con Falcao, que no perdonó. El Tigre mostró una vez más su olfato. El delantero colombiano volvió a ser la bestia negra, y a los athleticzales se les aparecieron los fantasmas del pasado.

51% de asistencia

No era ni mucho menos el mejor horario, un martes a las 22:00 horas. Pero los datos de asistencia son bastante pesimistas. Apenas 16.236 aficionados acudieron a San Mamés, de los 31.786 permitidos. Es decir, un 51% de los que podían haber entrado en la Catedral. El aumento de aforo al 60% en Euskadi no está suponiendo, por lo menos de momento, un mayor apoyo de la hinchada athleticzale. Próxima oportunidad, el viernes día 1 de octubre a las 21:00 horas frente al Alavés. Partido donde además se han rebajado las medidas anti-covid y se podrá volver a comer el bocata en el descanso.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular