Lezama sigue invicto después de un apasionante derbi vasco

Empate a uno entre Amorebieta y Eibar con Santamaría como gran héroe parando un penalti en el último minuto
Orozko durante una acción del partido / SD AMOREBIETA

Ambiente de derbi en el Campo 2 de Lezama, con 1.236 aficionados de ambos equipos. 200 armeros y algo más de 1.000 zornotzarras. El público no paro de alentar a sus equipos, en una atmósfera preciosa. Fue una tarde de muchas emociones y reencuentros, en especial los de Gaizka Garitano y Xabi Etxeita. Pero, sobre todas las cosas, fue una fiesta del fútbol vasco. Los goles fueron cosa del primer tiempo. Obi adelantó a los azules y Edu Expósito, de penalti, puso el empate para los armeros. Segunda mitad marcada por la polémica expulsión de Luengo después de un lío arbitral. En el último instante, Santamaría salvó el punto deteniendo un penalti.

Intensidad de derbi

Antes de comenzar el encuentro, Amorebieta y Eibar llevaron a cabo un sentido homenaje a Alfonso Barasoain, histórico ex entrenador de ambos clubes, fallecido el pasado 25 de mayo. En lo deportivo, según se puso a rodar el balón se dejaron atrás las amistades. La intensidad predominó en los primeros 45 minutos. Arranque con ocasiones para Amorebieta y el Eibar. A los 21 minutos, un gran pase de Iker Bilbao al espacio no lo desaprovechó Obi, que definió a la perfección ante Cantero para marcar su tercer gol del curso. Un gran desmarque del 9 azul ante la defensa adelantada del Eibar. A partir de ahí, el Eibar dio un paso adelante, y cerca estuvo del empate. Lo salvó Santamaría con un paradón a Corpas, después de un balón que taponó a la perfección Arregi ante el remate de Fran Sol en el área pequeña. El último tramo del primer parcial, apretó el conjunto visitante con todas sus armas, y a falta de 5 minutos llegó el penalti. Claro derribo de Arregi sobre Toño que penalizó Iglesias Villanueva. No perdonó Edu Expósito lanzando la pena máxima con maestría.

Polémica, épica y mucha lluvia

El segundo acto comenzó similar a como terminó. A los cuatro minutos, tras una gran cabalgada de Corpas, muy cerca estuvo Stoichkov de marcar pero su remate de puntera se marchó rozando el poste. Si algo le faltaba a un derbi vasco era la lluvia. A pesar de que los pronósticos no lo predecían, cayó una tremenda chaparrada que obligó incluso a moverse a algunos aficionados. Se sucedieron los acercamientos y el peligro en ambas áreas, pero sin ocasiones realmente claras. Lío arbitral, el VAR rectificó la expulsión a Larru para mandar a los vestuarios a Oier Luengo. Vélez recompuso su equipo con tres cambios para formar un 5-3-1. Aguantaron los azules con uñas y dientes. Y en los últimos instantes, se señaló un penalti a favor del Eibar tras una mano de Ozkoidi. En ese momento, Santamaría se erigió como héroe de la tarde parando el penalti y el posterior disparo. Lo lanzó muy potente, pero centrado Esteban Burgos. Así, se llegó al final del primer derbi vasco en Lezama.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular