¿Y Llorente qué?

El de Rincón de Soto llega a la SD Eibar con el objetivo de subir a primera división
Fernando Llorente / SD Eibar

El grito de muchos athleticzales, que con el paso del tiempo se volvió irónico, parece que llega al final de su recorrido con el fichaje del riojano por la SD Eibar. Gaizka Garitano pidió su incorporación cuando entrenaba al Athletic y al final podrá contar con sus servicios en su actual equipo. Después de jugar en 6 clubes en los últimos 8 años, Llorente ha tenido que dar un paso atrás en su trayectoria. A sus 36 años, sin equipo, el proyecto más atractivo que ha encontrado es el del conjunto armero, uno de los gallos en la división de plata.

Los números de Llorente en sus dos últimos equipos son irrelevantes. Sin acomodo en primera, acercarse a casa no parece una mala opción después de su trayectoria. Athletic, Juventus, Sevilla, Swansea, Tottenham, Nápoles y Udinese coronan la trayectoria de un jugador que pudo ser leyenda en Bilbao, pero que optó, libremente y con todo derecho, por buscar títulos fuera. Para mí, un gran error.

Lo que pudo ser

Desconozco si Llorente se habrá arrepentido de la decisión que tomó en su día. Imaginen por un momento que el de Rincón de Soto hubiera aceptado la jugosa oferta que tenía encima de la mesa. Ahora mismo sería uno de los jugadores con más partidos en la historia del club y seguramente en el ranking de bacaladeros. Formaría parte de esa selecta lista de leyendas que tiene el club rojiblanco y eso no tiene precio.

El ariete nacido en Iruñea se marchó para ganar títulos y lo consiguió. Dos ligas y una copa con la Juventus de Turín, una Europa League con el Sevilla y otra copa con el Nápoles. Eso ya no se lo va a a quitar nadie. Durante ese periodo, el Athletic ha levantado dos Supercopas. Vencer menos para ganar más. Respetando su decisión, sigo sin entender cómo pudo dar ese paso, pero eso es ya agua pasada.

Nueva etapa

Ahora llega a un Eibar que tiene muchas papeletas de volver a la máxima categoría de la mano de Gaizka Garitano. El de Derio sabe que, a pesar de su edad, Llorente puede marcar diferencias en la categoría. Con 40 partidos en las últimas tres temporadas, no parece que llegue «quemado». Otra cosa es que su estado de forma esté al nivel de lo que exige su nuevo entrenador para jugar al ritmo que imprime su nuevo equipo. Todos sabemos que es un jugador diesel al que le cuesta ponerse a tono, pero seguro que luego será una baza a tener en cuenta. Otra opción, hasta entonces, es darle algunos minutos en la recta final de los partidos. Lo que venía siendo su rol últimamente. Además de reforzar el frente ofensivo, el Eibar se asegura un jugador con nombre que puede atraer cierta atención mediática. Todo suma.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular