Lointek Gernika impone su ley en el derbi frente al Araski (69-47)

Las gernikarras superan con claridad al conjunto gasteiztarra en Maloste con una gran solidaridad defensiva y una magnífica segunda parte

El Lointek Gernika Bizkaia se impuso con claridad al Kutxabank Araski, 69 a 47. El derbi, envuelto en un auténtico ambientazo en Maloste, no contó con el juego fluido, en velocidad y sesión de triples que gusta al equipo de Mario López. Era un derbi y se jugó a otra cosa. Las gernikarras tuvieron que mascar las jugadas, buscar los tiros de media distancia de sus pívots y las penetraciones de las jugadoras de perímetro. Y ahí, y en un derroche de solidaridad defensiva el Lointek, fue mejor que Araski, sobre todo a partir de la segunda mitad cuando las gernikarras fueron muy superiores. Triunfo importante de cara a la clasificación copera.

Arranque dubitativo

Con un equipo muy físico salió a pista el Kutxabank Araski y con mucho talento ofensivo el Lointek Gernika Bizkaia. De primeras más acierto gasteiztarra con 0-5. Media marcha más llevaba también el equipo visitante y eso se evidenció en un ataque lento de las granates y en el 2-9 en el marcador. Pero no alteró la hoja de ruta Mario López, entre Roundtree y Moore recortaron distancias y Silva firmó el empate con un triple. Y en clara igualdad siguió desarrollándose el resto del primer acto y la encargada de certificarla fue Ariztimuño con una penetración casi sobre la bocina que dejaba el luminoso en empate a 17 el primer cuarto.

En minuto y medio tuvo que volver a parar el partido Mario López, el parcial de 2-5 incluyó más errores de los debidos y buscó atajarlos el técnico gernikarra. Dongue estaba muy activa y le ganaba puntualmente la partida a Moore. Pero la alegría iba por barrios y era muy efímera. Roundtree siguió desbordando de cara a sus pares y esos instantes fueron suficientes para endosar una secuencia de 6-0 y así empatar la contienda a 25 y obligar al tiempo muerto ahora de Urieta. Igualdad pero ahora la media marcha más la tenía el equipo granate, 35-32.

Un paso adelante

Y el partido empezó a coger color granate tras el paso por vestuarios, un triple de Bjorklund  y situar la máxima ventaja en el marcador, 40-32, fue todo uno. El tiro de media distancia de Moore incrementó la ventaja al +10. Dongue era la única que sostenía a Araski en dinámica, pero no era suficiente para recortar. Con 44-34 a 14 minutos del final Urieta volvía a parar el partido. Y la máxima sería el 48-36. Y supo manejar la situación el Lointek para seguir manejando esa renta. Eso sí, jugando a algo que no está acostumbrado a posesiones largas, a juego algo más trabado, a mascar mucho los sistemas, a tiros de media distancia.

A ritmo de triple 

El Lointek debía de matar pronto el partido para no dar alas a Araski. Las gasteiztarras tiraron de pizarra, se colocaron en zona. Pero entonces emergió una hasta entonces en segundo plano Brcaninovic para abrir brecha con un triple, lo que unido a la penetración de Ariztimuño y el contraataque de Buch, sirvió para endosar un parcial de 7-0. El Kutxabank estaba noqueado y había que rematarlo con el 57-39 a 8 minutos y medio del final. Las gasteiztarras se diluían, el Lointek se crecía, los triples volaban y el average crecía hasta el 69-47. Importante, muy importante de cara a la clasificación copera y playoffs. El único borrón, que el final se calentara sin necesidad.

Mario López:

Rosó Buch:

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular