Martínez se corona en una Itzulia frenética

Izagirre cae y se levanta para ganar la etapa reina

Martínez se corona en una Itzulia frenética. El colombiano del conjunto Ineos logró mantener a raya a sus rivales en una etapa con constantes alternativas, más incluso de las que el Doctor Strange llegaría a vislumbrar. Buen ejemplo de ello fue el ganador de la etapa reina, Ion Izagirre (Cofidis), que cayó en la última subida por culpa de un afilador pero se recuperó a tiempo para pasar el primero por la meta de Arrate.

Esta crónica llega por deferencia de Ciclos Zubero y Libros de Ruta.

La jornada, con 136 kilómetros y siete subidas puntuables, dio muchísimo de sí. Con una fuga por delante, en la que Formolo fue el más longevo, los primeros movimientos decisivos llegaron en Krabelin, donde Roglic lanzó la carrera para su compañero Vingegaard. En esa selección, se quedó atrás el líder, Evenepoel, que a partir de entonces protagonizó una dignísima defensa del liderato, aunque sin premio.

Pello, a la contra

En el descenso de Krabelin sucedieron muchísimas cosas. Enric Mas, que había atacado y que además contaba con Oliveira para ayudarle en su asalto a la Itzulia, se cayó y quedó sin opciones. Martínez, que había coronado con los mejores, se quedó en el descenso y Pello Bilbao, que no había podido estar en un primer momento con los gallos, bajó veloz como el rayo y se puso a comandar el descenso de los favoritos.

La Itzulia, en ese momento, pintaba bien para los txirrindularis, puesto que Pello era el mejor colocado en la general de los que iban por delante y Ion Izagirre también se veía con buenas piernas. Pero Remco no se iba a rendir y con su esfuerzo, iba a ejercer de juez de la carrera. Se alió con Martínez y ambos trabajaron casi sin descanso hasta pillar al grupo de los gallos. Lo lograron, llegaron a Eibar juntos y como en tantas ocasiones, la carrera se decidió en Arrate.

Revive aquí el final de la etapa en la voz de Beñat Gutiérrez y Zugaitz Ayuso:

Caerse está permitido, levantarse es obligatorio

Después de cinco días durísimos, los grandes favoritos se la iban jugar en Arrate. Remco pagó el esfuerzo, pero su actitud merece el aplauso de los aficionados al ciclismo. Por delante quedaron Jonas Vingegaard, Marc Soler , Daniel Martinez, Ion Izagirre, Aleksandr Vlasov. Por segundo día consecutivo, el danés se llevó por delante a un compañero de profesión. Esta vez la víctima fue Ion Izagirre, que hizo el afilador tras un bandazo del corredor de Jumbo. El danés miró con displicencia al de Ormaiztegi, que se levantó y protagonizó una bonita persecución. Luchó y luchó por la etapa, sabedor de que ya no había terreno para dar un vuelco a la general. Izagirre cerró el hueco antes de coronar Usartza y se marcó el objetivo de entrar por delante en el curveo final, decisivo, como de costumbre. Ante la oposición de Vlasov y Soler, el de Ormaiztegi se hizo con la victoria.

Martínez txapeldun

La general fue para Daniel Felipe Martínez. El corredor de Ineos era el gran favorito antes de iniciarse esta etapa final y, no sin suspense, logró cumplir los pronósticos. El podio lo completaron Izagirre y Vlasov, que sobrevivieron a la dureza de la carrera y a Vingegaard. En cuanto a las clasificaciones secundarias, los puntos fueron para el propio Martínez, la montaña para un esforzado Cristian Rodríguez y Remco Eveenepoel se tuvo que conformar con ser el mejor joven de la carrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular