Incógnitas del futuro Amorebieta

Gran parte de la plantilla zornotzarra no continuará en Primera RFEF, donde no está claro su estadio, directiva ni entrenador
Once titular frente al Huesca en Lezama / SD AMOREBIETA

El Amorebieta protagonizó la mayor sorpresa del fútbol estatal el pasado 2021 al llegar por primera vez a nivel profesional tras doblegar al Badajoz en su propia casa en la final de los playoffs de ascenso a Segunda. La aventura ha sido enriquecedora para la plantilla azul y sus seguidores, que han podido disfrutar cada fin de semana viendo a su equipo codearse con clubes históricos. Ahora toca coger aire, rearmarse y tratar de volver a la categoría de plata desde una Primera RFEF en la que se estrenarán, más competitiva y exigente que la antigua Segunda B. No será fácil el cambio, que conllevará una importante transformación en cuanto a plantilla, con las incógnitas de cuál será su dirigente, entrenador, e incluso estadio el próximo año.

¿Vuelta a Urritxe?

Es el mayor interrogante. Según las nuevas bases de competición de Primera RFEF, a partir del próximo curso será obligatorio disponer de un campo de juego de hierba natural y que los estadios de la categoría dispongan de un aforo mínimo para 4.000 espectadores. Otro de los nuevos requisitos a los que obligará la federación será que los estadios dispongan de iluminación suficiente para la disputa de un partido oficial en horario nocturno y con luminosidad suficiente, mínimo 600 luxes, para cuando el partido deba ser emitido por televisión en horario nocturno. Actualmente no cumple con los requisitos, pero Larrea ya mostró su deseo de remodelar el feudo zornotzarra en el caso de ser reelegido. De no poder cumplir con ello, continuar en Lezama sería una posibilidad, aunque tampoco cumple el mínimo de aforo. Tesitura en la que se encuentra el Bilbao Athletic en esa misma categoría.

Larrea apunta a seguir

La presidencia es el ámbito en el que menos dudas hay en la entidad zornotzarra, después de que el propio Jon Larrea anunciara su intención de continuar en el mandato de cara a una reelección. Sus exitosos cuatro años al mando del club de Urritxe dejan pocas dudas de que dispone de una plena confianza por parte de la masa social azul. Habrá que ver si le acompañan los mismos miembros de la Junta Directiva y si Asier Goiria continúa al frente de la Dirección Deportiva. Por su puesto, la mayor incógnita se presenta en el banquillo. Haritz Mujika no logró la compleja tarea de mantenerse, pero el equipo dio una buena imagen en el computo global de su estancia en el banquillo, sobre todo en casa donde cosechó cinco victorias consecutivas.

Rediseñar la plantilla

La plantilla sufrirá un cambio sideral. Prácticamente la mitad de los jugadores no continuarán en el conjunto zornotzarra. Ocho confirmados a día de hoy, y otros tantos que tampoco vestirán la elástica azul en la campaña 2022-23. Los cedidos Peru Nolaskoain (Athletic), Sergio Moreno (Rayo Vallecano), Larrazabal y Javi Ros (Real Zaragoza) vuelven a sus equipos de origen. Además, Guruzeta ya se ha despedido en redes sociales del Amorebieta, cerca de retornar al Athletic. Tampoco continuarán los veteranos Saizar, Aimar y Mikel Álvaro, homenajeados en la última jornada. Además, todo apunta a que tampoco estarán jugadores que llegaron este curso como San José, Andoni López, Álvaro Peña, Olaetxea, Santamaría, entre otros. Algunos destacados de la plantilla azul como Obieta o Iker Bilbao podrían tener cartel para quedarse en la categoría de plata.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular