Un agradecido Rousselle pone fin a su «ciclo» en el Bilbao Basket

El ex-capitán de los hombres de negro regresa a Francia tras cumplir tres exitosas temporadas en el equipo de Miribilla
Rouselle estuvo acompañado por Isabel Iturbe, presidenta, y Rafa Pueyo, director deportivo / radio popular - herri irratia

La sala de prensa del Bilbao Arena ha sido el lugar elegido para hacer pública la salida de Jonathan Rousselle del Surne Bilbao Basket. Después de tres temporadas como hombre de negro el base galo anunció su adiós flanqueado por la presidenta de la entidad, Isabel Iturbe, y el director deportivo, Rafa Pueyo.

«Ha llegado el momento de irme. Han sido tres años inolvidables para mi familia y mis dos hijos, que ahora hablan castellano y un poco de euskera. He cumplido el sueño de jugar fuera de Francia. Me cuesta asimilarlo, pero ha sido un sueño real. Quiero agradecer al club que confiara en mí. Tengo mucha suerte de haber podido vivir este viaje con vosotros», anunciaba con una sonrisa en los labios.

Rousselle asume con naturalidad su salida del equipo, sólo buenas palabras en su despedida: «Estaba claro que mi ciclo se había acabado. No ha sido mi mejor temporada. Es la ley del deporte. Ley de vida en el deporte profesional».

Su futuro pasa por Dijon, regresa a casa. «Me gustaba la idea de volver habiendo jugado solo en Bilbao. Que solo se me asocie con un club de la Liga Endesa. Ahora soy mejor jugador, mejor persona y mejor padre. Voy a recordar esta experiencia toda la vida», asume.

Agradecido

Rousselle ha querido reflejar el agradecimiento por los momentos vividos en un club especial para su familia.»En Bilbao hay algo más que en otros equipos. Hay valores. No todos los clubs hacen una rueda de prensa por un jugador que ha estado tres temporadas. No soy una estrella de la liga, y a pesar de ello hacemos una rueda de prensa. Eso dice mucho de este club», reconoce.

Momentos buenos y malos, el galo los recuerda: «Mi mejor momento fue la clasificación para la copa con la victoria al Barça en el Palau. Me acuerdo de ese momento perfectamente. No lo voy a olvidar y el malo es lo duro de no poder ayudar cuando estaba lesionado, pero he tenido la suerte de contar con un staff médico increíble que me ha ayudado a estar de nuevo al 100%».

Finalmente, Rousselle asegura que «El club está en buenas manos”. “No hay que tener miedo. Saben cómo hacer las cosas con poco dinero. Confío 100% en la próxima temporada», finaliza.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular