Urdaibai encarga la sexta

La "Bou Bizkaia" completó un espectacular largo de vuelta y cuenta con casi ocho segundos sobre Hondarribi y Donostiarra de cara al domingo

Urdaibai se ha propuesto acortar plazos. Era ésta una temporada en la que, a priori, se pretendían poner las bases para años posteriores. Sin embargo, y a juzgar por lo que está marcando el agua (que viene a ser como el verde en el fútbol, que muestra la realidad tal cual es), los de Bermeo están en disposición de levantar ya mismo los brazos. Y no sólo eso, sino que la situación contempla que incluso puedan hacerlo de manera doble.

En la Eusko Label Liga, y cuando restan dos regatas para bajar la persiana, los de Iker Zabala manejan tres puntos de ventaja en relación a Hondarribi. La cita del sábado 17 en Bermeo está, sobra decirlo, marcada con un color especial desde antes de comenzar la temporada. Y, pasada ya una gran parte del calendario, ahora asoma como una gran oportunidad de dejar medio sentenciada la liga.

Antes de la liga, la Concha

Antes, lo que les ocupa es la 127 edición de la Bandera de la Concha, donde también tienen en estos momentos serias opciones de llevarse el trapo. La referencia en la primera jornada es, desde luego, positiva tras los casi ocho segundos que obtuvieron de renta respecto a Hondarribi (7″64) y Donostiarra (7″70). En la primera tanda, la «Ama Guadalupekoa» marcó un tiempo (19’29″20) que amenazaba con complicar la empresa a Urdaibai. Con ese enemigo apostado ya en tierra, surgió otro más en la batalla que en tiempo real se estableció asimismo en el agua.

En el largo de ida, Donostiarra hizo un trabajo excepcional, metiendo en la ziaboga hasta 4 segundos a sus rivales de Bermeo. La historia cambiaría radicalmente en la vuelta. Gorka Aranberri tomó el mando de las operaciones y llevó el bote con su habitual maestría, aprovechando los pocos entresijos que permitía el no excesivo oleaje. Pero Gorka ve en el agua cosas que nadie más ve. O sí, pero que desde luego nadie sabe aprovechar como él. Sin embargo, una cosa es que el conductor sepa cómo debe dirigir la nave y otra que el motor también responda. Y eso fue, ni más ni menos, lo que sucedió.

Los tripulantes de la «Bou Bizkaia» se conjuntaron como si sólo fueran uno y, al ritmo de Gorka, y con sus lugartenientes Yeray (Cayón) y Mikel (Calleja) en sus puestos de marca, volaron rumbo a meta. La distancia con la «Torrekua II» local se iba agrandando a medida que pasaban los metros, y la ventaja llegó hasta unos (poco antes) inesperados doce segundos. Por ahí oscilaba también la renta en la regata virtual con una Hondarribi que había dejado su trabajo hecho y que esperaba en meta.

Un motor a reacción en la «Bou Bizkaia»

Especialmente asombroso fue observar, durante no menos de cinco minutos, cómo el motor de la embarcación bermeotarra se mantuvo a unas revoluciones que por momentos amenazaban con hacer explotar el mecanismo y provocar que todo saltara por los aires. Pero no había de qué preocuparse: el conductor sabía bien lo que hacía. Llegado el momento, y viendo que la distancia con sus perseguidores (tanto el real como el virtual) era considerable, Gorka levantó ligeramente el pie del pedal, consciente de que la victoria estaba de su lado y de que en el fondo no había necesidad de arriesgar la integridad y la salud del propulsor.

Es cierto que en el mismo hay piezas intercambiables, pero mentiríamos si dijéramos que todas cuentan con las mismas opciones de formar parte del mecanismo. Sin embargo, cada una de ellas debe estar a punto y preparada para ser alistada. Así, desde el martes y hasta el sábado toca entrenar para seguir ajustando cosas de cara al domingo y confirmar lo que ahora mismo es sólo una avanzada posibilidad y una sospecha: que Urdaibai está en disposición de llevarse su sexta Bandera de la Concha.

Zierbena, Kaiku y Ondarroa, a la primera tanda

En cuanto a las otras tres embarcaciones vizcaínas, no podemos hablar de una gran jornada para ninguna de ellas, aunque los objetivos fueran diferentes en cada caso. La realidad es que finalmente remarán en la primera tanda: Zierbena fue sexta (a 37″ de Urdaibai), por delante de Kaiku (a 57″) y Ondarroa (a 1′ 04″), de forma que compartirán cartel con Orio. Por su parte, una gran Getaria tendrá el merecido derecho de bogar en la Tanda de Honor. Y en categoría femenina, Orio confirmó su papel de favorita, pero la exigua distancia (2″16) con Arraun Lagunak no permitirá a las de Patxi Francés echarse una siesta durante el recorrido.

1ª Jornada de la Bandera de la Concha

  1. Bermeo-Urdaibai 19’21″56
  2. Hondarribi 19’29″20
  3. Donostiarra 19’29″26
  4. Getaria 19’44″98
  5. Orio 19’50″58
  6. Zierbena 19’58″40
  7. Kaiku 20’18″30
  8. Ondarroa 20’25″15

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular