Williams vs Williams

Nico fue decisivo en el triunfo de España mientras que su hermano fue titular por primera vez con Ghana
Williams vs Williams
Los hermanos Williams en Lezama / Athletic Club
Banner de Obramat en Bilbao

Nico e Iñaki están en el mejor momento de su carrera. Los dos han cumplido el sueño de jugar juntos en el Athletic. Ambos son titulares. El hermano mayor lo ha sido prácticamente siempre, pese a las críticas. El pequeño está aprendiendo a volar sólo. Con sus aptitudes, la confianza de Valverde, y el atrevimiento de Luis Enrique en sus convocatorias, ha llegado a la selección española, esa que cerró las puertas a su hermano.

A nadie se le escapa que el mayor de la saga ha esperado todo lo posible la llamada de la ‘Roja’. Después de debutar en 2016 , su recorrido internacional se estancó. Pese a ser un fijo en el Athletic, no olvidemos que acumula casi 240 partidos consecutivos jugando en La Liga, los seleccionadores han optado por otro perfil de jugador. El combinado estatal suele dominar los partidos y precisa de otro tipo de ariete. No suele dejar espacio sus rivales y ese precisamente es su fuerte.

Iñaki se vio con 28 años y sabía que su último tren para el Mundial pasaba por subirse al tren de Ghana. Dudó, pero al final era consciente que no podía dejar pasar esa oportunidad. Si hubiera podido elegir, seguramente habría optado por la camiseta que defendió con Vicente del Bosque y tantas otras veces con la Sub 21. No llegó la encrucijada. Agarró el pájaro en mano y se asegura una cita mundialista, lo más a lo que puede aspirar un jugador. Además, con su decisión hace feliz a su abuelo. Miel sobre hojuelas.

Nico, la gran revelación

Su hermano menor lleva una carrera meteórica. Con tan sólo 26 partidos en el filial dio el salto al primer equipo de la mano de Marcelino García Toral. Fue un 28 de abril de 2021 cuando contaba con apenas 18 años. Empate a 2 contra el Valladolid en San Mamés. A partir de ahí, dinámica primer equipo, casi siempre era uno de los cambios del entrenador, salpicada con alguna titularidad, y desde la segunda jornada, titular indiscutible. Su habilidad en el uno contra uno y sus dos últimas actuaciones con sendos ‘Bacalaos’ le han abierto la puerta de la selección española de par en par. Para muchos le llega muy pronto, pero también decían lo mismo de Pedri y Gavi. Que le quiten lo ‘bailao’.

Uno de los alicientes de este Mundial, para los athleticzales, será comprobar que sucede si España y Ghana cruzan sus caminos durante el campeonato y ambos están convocados lógicamente. Williams contra Williams. No me puedo ni imaginar como viviría su madre ese duelo de sangre. Sabiendo la pasión con la que vive cada choque, llegado el caso podría perder un par de años de vida en esos 90 minutos. Pobres ‘amatxus’.

El caso de los Williams no es precisamente nuevo en el futbol ni en el deporte de élite en general. Sin estrujarnos demasiado la cabeza podemos sacar otros ejemplos de esto. Thiago y Rafinha Alcántara Uno en España y otro en Brasil. Jérome y Kevin Prince Boateng El central optó por vestir los colores de Alemania y logró la Copa Mundial en el 2014, mientras que el talentoso y conflictivo mediocampista se quedó con Ghana, también con participación mundialista. Son solo algunos ejemplos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *