Pasarán más de mil años, muchos más

Derrota contundente, mala imagen y dos lesionados resume la visita del Athletic al Camp Nou
Pasarán más de mil años, muchos más
El 11 del Athletic elegido por Valverde para el Camp Nou / Athletic Club
Banner de Residencia Begoñako Ama en Bilbao

Como decía la canción, pasarán más de mil años para volver a ver ganar al Athletic en el Camp Nou si los leones afrontan el partido como este domingo. Sin intensidad, sin garra, sin alma, sin fe. Como un equipo vulgar. Sorprende porque hasta ahora los leones había demostrado tener personalidad. Tenían una idea e intentaba plasmarla con mayor o menor fortuna. No fue el caso.

Valverde, poco dado a los cambios, hizo hasta cuatro movimientos en el once inicial. La entrada de Yeray por Vivían, más allá de gustos personales, parece lógica. El resto sorprendió bastante. Dejar al mismo tiempo a Sancet y Muniain en el banquillo llama mucho la atención cuando hasta ahora lo habían jugado todo. No se que partido se imaginó Txingurri en su vuelta a Barcelona, pero obviamente no funcionó.

Nombres propios

Con Zarraga buscaba tener más físico y dinamismo en el centro del campo. Sobre el papel no era mala idea, pero tampoco el getxotarra estaba con el ritmo necesario. Sus oportunidades hasta la fecha habían sido escasas. Una apuesta arriesgada que no salió bien. La responsabilidad es del entrenador pero los jugadores deben aprovechar su oportunidad, por muy difícil que sea, y con esto no creo que haya que señalar a Zarraga ni dejarle marcado por este partido. Solo faltaba.

Tampoco creo que sea bueno hacer sangre con el desempeño de Yuri Berchiche. En Getafe demostró que estaba muy falto de ritmo de competición y exponerlo así en el Camp Nou parecía una temeridad. Sale retratado en varios goles y seguro que sabe que no estuvo bien, aunque en este caso, el problema, viene de quien le coloca en el once cuando está tan lejos de su mejor versión, especialmente física. Me chocó más que los cambios en la medular.

Perder en el estadio azulgrana es, por desgracia, una rutina para los leones. El modo de caer es lo que más irrita a los aficionados. Valverde, en su anterior etapa, y su equipo se llevaron una gran ovación en San Mamés tras caer 2-5 contra el Barça porque fueron un equipo valiente que le tuteó al conjunto culé. No es tanto pedir. Que sirva de aprendizaje. Ahora a por el Villarreal. Ganar o ganar sin Dani García y Herrera que acabaron con sendas lesiones musculares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *