El rival que quería…Osasuna

Retrasar la fecha de la semifinal le viene mejor a los leones que viven el peor momento del curso
El rival que quería…Osasuna
Imagen del último Athletic - Osasuna / Athletic Club
Banner de Bar EME en Bilbao

No vamos a engañarnos a estas alturas, el Athletic quería al equipo rojillo como rival en semifinales, tanto como los navarros ansiaban medirse a los leones. Lógico. Todos querían evitar a los cocos, Real Madrid y Barça, a los que eliminar a doble partido es harto complicado. Todos felices. Al menos, por ahora. Retrasar la fecha de la semifinal le viene mejor a los leones que viven el peor momento del curso.

El sorteo de la Real Federación Española de Fútbol fue una chapuza. Al margen de la pomposidad que acompaña a la extracción de las bolas y que dilata el resultado final más tiempo de lo deseado, sorprendieron y no para bien. Decidieron extraer el nombre de los dos equipos locales en primer lugar, en vez de hacerlo como hasta ahora que era sacando el equipo local y a continuación su rival. Al menos explicaron este detalle, pero lo incomprensible es que no avisaran del cambio de fechas de semifinales. En más de 20 minutos de cháchara no fueron capaces de explicar que, para ajustar la competición a las fechas del Real Madrid, afectados por el Mundial de clubes. No cuidan ni su competición estrella.

Posibilidad de una nueva final

Errores de organización al margen, el Athletic tiene una buena oportunidad de volver a otra final de Copa contra Barça o Real Madrid. Sería la tercera en cuatro años. Las derrotas en La Cartuja son duras, y nadie quiere ir a Sevilla para nada, pero no conozco otra fórmula para ganar este título que estando en la final. La oportunidad está ahí, solo falta que los bilbaínos no la dejen escapar. Osasuna está mejor que los de Valverde ahora mismo, por lo que retrasar un mes la competición puede beneficiar a los leones. Ahora bien, jugando como la segunda parte de Balaidos no se gana ni al cadete B de Tajonar.

Llegar a una final ilusiona a toda la familia rojiblanca, pero la posibilidad de caer ante lo de Arrasate, que está ahí, sería un palo difícil de asimilar. Seguramente seríamos injusto con el equipo porque se puede perder a estas alturas contra un rival de primera que está haciendo muy bien las cosas, pero la realidad es que marcaría el devenir de la temporada. A pesar de que Osasuna está por encima en la tabla, me sigue pareciendo ligeramente favorito el Athletic, por su tradición copera y porque la vuelta se jugará al abrigo de San Mamés. Veremos.

Calma

Eliminar a Osasuna va a ser más complicado de lo que muchos puedan prever, y aún consiguiendo ese objetivo, todavía quedaría imponerse al Barça o Real Madrid. Los primeros te tienen comida la moral por todas las finales superadas, y los blancos te ganaron en la última Supercopa de Arabia, margen de ser un equipo dado perder muy pocos partidos en los que se resuelve un título. Sirva las finales Champions como ejemplo. Por eso pediría a los aficionados rojiblancos mesura. Ilusionarse está bien, por supuesto, pero no empecemos a hablar de la vigésimo quinta, ni del precio de las habitaciones de hotel en Sevilla, ni de Gabarra ni nada parecido. Ni tan siquiera de que el fútbol nos debe una y por supuesto prohibiría la expresión “Aurten bai”. Lo que tenga que ser, será.

Una final en liga

Ahora hay que centrarse en LaLiga donde el equipo se ha vuelto a quedar haciendo la goma con los puestos que dan derecho a jugar Europa la próxima campaña. La dolorosa derrota de Balaidos provoca que los leones vayan a jugar la primera final de la temporada, en esta competición, el viernes frente al Cádiz. Otro equipo que llega en descenso. Todo lo que no sea ganar dejaría a los leones muy lejos del objetivo a principios febrero. El equipo acumula cinco temporadas sin alcanzar puesto continental y la primera vuelta liguera refleja que Valverde ha conseguido un punto menos que Marcelino el curso pasado. Revelador. Hay tiempo si, pero las sensaciones ahora mismo no acompañan a al equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *