La brecha salarial de género se situó en 2022 en Euskadi en 5.914 euros

Euskadi es una de las comunidades donde más creció la brecha en la tasa de actividad, 1,72 puntos más en un año según informe de UGT
La brecha salarial de género se situó en 2022 en Euskadi en 5.914 euros
Dani González, Xuria Arza y Arantxa Niño, de UGT Euskadi / EUROPA PRESS

La brecha salarial entre hombres y mujeres en Euskadi se situó en 2022 en 5.914 euros, un 17,90% menos para las trabajadoras vascas, frente al 19,46% que suponía en 2021. En cambio, Euskadi está entre las comunidades donde más creció la brecha de género en la tasa de actividad, 1,72 puntos más, al pasar del 7,64 en 2021 al 9,36% el año pasado.

Estas son algunas de las conclusiones recogidas en el informe elaborado por UGT sobre la situación de la mujer en Euskadi y las distintas brechas de género que sufre en su vida laboral y en pensiones.

El estudio, que ha sido dado a conocer con motivo del Día Internacional de la Mujer, 8 de Marzo, constata que la brecha salarial se ha reducido en Euskadi el año pasado, al pasar de los 6.331 euros de diferencia en cuanto a sueldos y del 19,46% que representaba en 2021 al 17,90% de 2022.

Por debajo de la media estatal

De esta forma, los hombres perciben en Euskadi 33.040,10 euros anuales, mientras que las mujeres cobran 27.125,90 euros. Por su parte, la media en el conjunto de España de dicha brecha salarial está por encima de la vasca y se sitúa en el 18,72%.

En cuanto a Euskadi, hay registrados un total de 657 Planes de Igualdad, y, entre las empresas con más de 50 trabajadores y, por lo tanto, obligadas a contar con un Plan de Igualdad son 1.421, con lo que «en torno al 46% de éstas cumplen con la normativa».

En este sentido, el sindicato constata avances ya que, hace un año tan solo se contaba con 290 planes, por lo que «se ve una evolución, pero aún más de la mitad de las empresas obligadas no han abordado la negociación de medidas para luchar frente a la discriminación por razón de género encuadras en un Plan de Igualdad».

Por ésto, es imprescindible el compromiso de las empresas con la igualdad, negociar y acordar medidas, dotar de los recursos necesarios para el desarrollo de las medidas y Planes de igualdad. «Si el trabajo de las mujeres se valora igual que el de los hombres será bueno para el impulso de la economía y el empleo» ha remarcado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *