Vuelta a la competición en la cancha maldita de Gran Canaria

Los hombres de negro, con las dudas de Ubal y Anderson y el debut de Tsalmpouris, visitan la pista en la que sólo han ganado una vez
Vuelta a la competición en la cancha maldita de Gran Canaria
Hakanson decidió el partido de la primera vuelta con 27 puntos y un triple vital / Aitor Arrizabalaga-ACB Photo
Banner de Kurago en Bilbao

Por fin vuelve la ACB. 22 días después de ganar al Covirán Granada en el Bilbao Arena el Surne Bilbao Basket visitará la cancha del Gran Canaria este domingo 5 de abril a partir de las 13.00 horas, hora bilbaína.

Entre la Copa y las Ventanas FIBA el equipo de Jaume Ponsarnau ha visto cómo ha perdido a Jeff Withey, lo ha sustituido en tiempo récord por Georgios Tsalmpouris y viajará a Gran Canaria con las dudas de Denzel Anderson y Agustín Ubal.

“Tenemos que consolidar esta nueva realidad en la que nos encontramos, construirla y en Las Palmas vamos a sacar mucha información para los siguientes duelos. Eso no quita que en el partido nos agarremos a todo. Tenemos mimbres para competir, pero jugamos contra un equipazo”, aseguró el técnico del Surne Bilbao Basket.

Ponsarnau ha trabajado «novedades» aprovechando el descanso competitivo. Habrá que ver cómo se desenvuelven los MIB en la cancha que peor se le da en toda la Liga Endesa y en donde sólo ha ganado en una ocasión. Más allá de la calidad de un equipo que casi siempre ocupa plazas de playoff, está claro que el viaje a la isla no se le ha dado bien históricamente a los bilbaínos.

Rival de altura

En este caso ,el Gran Canaria lo dirige un ex como Jaka Lakovic y recibe a los bilbaínos tras enlazar tres derrotas entre liga, copa y Eurocup. “Es un equipo muy ordenado. Con jugadores muy buenos que te pueden castigar en los momentos en los que no hay baloncesto. Jugadores listos, expertos y con mucha ambición. Claramente es uno de los mejores de la liga», reconoce Ponsarnau.

La principal duda radica en qué Bilbao Basket se verá en la isla. Con Anderson y Ubal entre algodones y Georgios Tsalmpouris recién aterrizado el engranaje estará aún verde. «La velocidad del movimiento ha sido un gran acierto. Es un jugador que se puede adaptar rápido. Aprende muy rápido y es un chico inteligente. Vamos a intentar explotar sus virtudes. Empezó a entrenar el martes. Tenemos muchas cosas construidas y es un proceso exigente. Nuestra prioridad es que se adapte», resume Ponsarnau.

Mantener la ilusión

El Surne Bilbao Basket quiere seguir mirando hacía arriba y no renuncia a pasar de ronda en la BCL, Ponsarnau quiere mantener la ilusión a su afición, con los pies en el suelo, pera sabiendo que la clasificación en Liga les permite encarar Europa con optimismo.

“Nos quedan tres partidos, dos de ellos en casa, y eso nos da posibilidades. Queremos seguir haciéndolo bien y pelearemos hasta el final, pero primero está el choque ante el Gran Canaria fuera que representa un reto enorme, resume Ponsarnau. Los MIB jugarán el domingo en Gran Canaria a las 13 horas y el martes en Bilbao ante el Lenovo Tenerife en BCL, no hay tiempo para despistarse.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *