Fin de la historia

Una caída deja a Cavendish fuera del Tour en una jornada con victoria para Pedersen
Fin de la historia
Banner de Residencia Begoñako Ama en Bilbao

Fin de la historia. Nos hemos quedado sin poder contar la batallita a nuestros nietos. No podremos recordar dónde estábamos cuando Mark Cavendish se llevó la 35. Porque salvo que el corredor de la Isla de Man decida alargar su carrera, no habrá opción . Se seguirá hablando del récord de Merckx, aunque lo comparta con Cav. Lo sucedido hoy en la octava etapa del Tour de Francia, entre Libourne y Limoges, pasará a la historia de lo que pudo ser y no fue, terreno muy fértil para la literatura. Y servirá también como recordatorio de que en el ciclismo, son los pequeños detalles los que separan la gloria de la desolación. Un instante, un parpadeo, un frenazo. Uno como el que ha mandado a Cavendish al suelo, al hospital. Un frenazo tantas veces visto, que muchas veces ni tan siquiera acaba en caída o lo hace en una sin importancia. Pero hoy ese frenazo nos ha dejado sin una de las grandes de este Tour. Con el paso del tiempo, hablaremos de que Pedersen ganó el día en que se cayó Cavendish. Una coincidencia que más que opacar la victoria del danés, le da un hueco en la historia.

La etapa de hoy si que se iba a pelear desde muchos kilómetros antes de la meta. La fuga no ha salido a la primera y finalmente la luz verde se la han dado a tres buenos corredores como Declerq (Soudal, un equipo con cierta crisis de identidad en este Tour), Delaplace (Arkea) y Turgis (Total Energies). Por detrás Lidl ha mostrado desde los primeros compases de la etapa su fe en el corredor danés. Han trabajado todos por el objetivo, no les ha importado poner a trabajar a Ciccone, Juanpe o Skjelmose. Todos para uno y uno para todos. Tras el sprint intermedio se ha formado un pequeño conato de corte, por la inercia de los velocistas. Y aunque era un escenario apetecible, ha quedado en nada.

Pedersen, el más fuerte

Con dos cotas en los últimos 20 kilómetros, el objetivo de muchos equipos era descolgar a los velocistas más puros. Aún así, el rey de la velocidad en este Tour, Philipsen, ha llegado con los mejores. Esta vez no ha servido el lanzamiento de Van der Poel. Pedersen ha cogido rápido la delantera y aunque el belga ha querido progresar no ha podido tomarle la delantera. Previamente, se había producido una caída en el pelotón, con Simon Yates y Mikel Landa implicados. Desconocemos, eso sí, si le ha dedicado el mismo epíteto que la última vez. 47 segundos ha perdido al alavés, que cae hasta la 14ª posición de la general, a 6:36 del líder, Jonas Vingegaard.

Mañana los corredores afrontaran el Puy de Dome, una subida volcánica con un hueco en la historia del Tour pero que hace décadas que no aparece en su recorrido. Sigue el Tour en Radio Popular de la mano de Malda Bikes. En cualquiera de las dos localizaciones de Malda, Bilbao, Blas Otero 61-63 y Elorrio, San Fausto 25.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *