Sociedad

Pensionistas vascos advierten de que sus «problemas» no han desaparecido tras las elecciones

"La movilización sigue siendo nuestra garantía para conseguir nuestros objetivos", señalan
Pensionistas vascos advierten de que sus «problemas» no han desaparecido tras las elecciones
Concentración de pensionistas en Ayuntamiento de Bilbao / Europa Press

El Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria reanudó ayer sus habituales concentraciones en Bilbao y ha advirtió que tras las pasadas elecciones generales «los problemas de las personas pensionistas no han desaparecido» y el incremento del coste de la vida está «empeorando» sus condiciones de vida.

Como todos los lunes desde el 15 de enero de 2018, el colectivo se ha concentró frente al Ayuntamiento de la capital vizcaína en defensa de su tabla reivindicativa que incluye, entre otras cuestiones, unas pensiones «dignas».

Tras reivindicar una pensión mínima de 1.080 euros «como compromiso inmediato del próximo gobierno», reclamaron además «complementar a 1.080 euros los ingresos mínimos de las personas pensionistas en los próximos presupuestos», tanto en la Comunidad Autónoma Vasca como en Navarra. Además, otra de las peticiones planteadas fue restablecer para diciembre «la paga compensatoria por la pérdida del poder adquisitivo de las pensiones«.

Pensionistas insatisfechos

Según explicaron, el Movimiento de Pensionistas, tras las elecciones generales del pasado 23 de julio, reclama al próximo ejecutivo que recoja sus propuestas en el programa de gobierno. «Ha habido elecciones, pero los problemas de las personas pensionistas no han desaparecido», subrayaron.

Así, ha advertido de que el incremento del coste de la vida «está empeorando drásticamente» las condiciones de vida y ha puesto «cada vez más difícil acceder a una alimentación sana y a los medicamentos, a unas condiciones habitacionales dignas que garanticen la movilidad y una temperatura adecuada».

Asimismo, resaltaron que seguirán pidiendo en las calles una pensión mínima de 1.080 euros como «compromiso inmediato del próximo gobierno con efectos retroactivos a enero de 2023».

«Daremos cuenta de nuestras demandas de inmediato a los grupos políticos del Congreso. A los parlamentos de Navarra y la CAV les demandaremos posicionarse respecto al informe de complemento a 1.080 que les hemos entregado. Sabemos que la movilización sigue siendo nuestra garantía para conseguir nuestros objetivos y así lo haremos», han finalizado.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *