Última hora

Inauguran en Güeñes la primera planta de Euskadi para tratar residuos de construcción

Operará bajo la marca 'Harri Green' y ha sido construida por la firma vizcaína Viuda de Sainz y la multinacional Heidelberg Materials
Inauguran en Güeñes la primera planta de Euskadi para tratar residuos de construcción
Vista panorámica de la planta de reciclaje Harri Green, en Güeñes / Viuda de Sainz y Heildelberg Materiales

La empresa vizcaína Viuda de Sainz y la multinacional alemana Heidelberg Materials, dedicada a la fabricación de materiales de construcción, han puesto en marcha en Güeñes la primera planta de Euskadi para el tratamiento de residuos de construcción y demolición y la gestión de escorias de acerías. La instalación ha requerido una inversión aproximada de 2 millones de euros.

La planta, que cuenta con 12 trabajadores, transformará estos residuos en áridos reciclados para los sectores del hormigón y del asfalto de «máxima calidad y en grandes volúmenes», han destacado a través de una nota ambas firmas.

La instalación, que opera bajo la marca ‘Harri Green’ y está ubicada en la cantera de caliza que Heidelberg posee en Zaramillo, ocupa una parcela global de 30.000 m2.

Más de 160.000 toneladas de residuos

La infraestructura procesará anualmente más de 160.000 toneladas de residuos de construcción y demolición que transformará en áridos reciclados y siderúrgicos, destinados a obra civil, con condición de fin de residuo, que se usarán, principalmente, en los sectores del hormigón y el asfalto.

‘Harri Green‘ supone la puesta en marcha de una instalación «única en Euskadi de sus características» donde se triturarán los residuos en 3 fases y con capacidad para procesar grandes volúmenes.

Se trata de una planta equipada con tecnologías propias de las instalaciones industriales de fabricación de áridos más avanzadas y, además de su capacidad para procesar anualmente más de 160.000 toneladas de residuos de construcción y demolición, puede gestionar otras 100.000 toneladas de escorias de acerías al año y transformar todo ello en áridos reciclados con marcado CE «cumpliendo los estándares de calidad más altos».

Economía circular

Según han destacado desde ambas empresas, este proyecto supone «dar un gran paso hacia la economía circular y la sostenibilidad de la industria de la construcción de Euskadi y del Estado».

Con este «compromiso conjunto», ambas empresas buscan «avanzar hacia un modelo más sostenible y responsable con el medio ambiente en el sector de la construcción, donde las dos compañías desarrollan su actividad.

El director del Centro de Competencia de Áridos y Asfalto en Europa de Heidelberg Materials Europa, Andreas Heming, ha señalado que «estamos orgullosos de haber unido fuerzas con Viuda de Sainz para dar vida a esta planta revolucionaria».

A su juicio, «la gestión eficiente de los residuos de construcción y demolición es crucial para preservar nuestros recursos naturales y promover un entorno más sostenible».

Por su parte, el presidente de Viuda de Sainz, Pedro Sainz, ha destacado que la «puesta en marcha de esta planta es el reflejo de nuestra dedicación a la economía circular y refuerza nuestra visión compartida de un mundo donde los residuos se transforman en recursos valiosos».

Harrigreen, ha añadido Sainz, «es un claro ejemplo de cómo la innovación y la colaboración pueden impulsar cambios significativos en la industria de la construcción».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *