Denuncian el «calor extremo» en la Haurreskola de Basurto, con temperaturas de más de 30 grados

Alegan que "no existe respuesta por parte del Ayuntamiento de Bilbao, quien habla de soluciones y previsiones a largo plazo"
Denuncian el «calor extremo» en la Haurreskola de Basurto, con temperaturas de más de 30 grados
Haurreskola de Basurto / Google Maps
Banner de Cáritas Bizkaia en Bilbao

Las familias de la Haurreskola de Basurto en Bilbao han denunciado «el calor extremo» al que se está llegando en el centro, con temperaturas que «ya han alcanzado durante la ola de calor los 30 grados» y que, según han advertido, «se harán mucho más insoportables durante los meses de verano».

En un comunicado, han recordado que llevan años denunciando esta situación y han señalado que, tras varias reuniones, «no existe respuesta por parte del Ayuntamiento de Bilbao, quien habla de soluciones y previsiones a largo plazo, pero no concreta nada».

Tras advertir que el alumnado de este centro son «bebes de 0 a 2 años y el calor extremo puede ser muy peligroso para su salud», las familias han hecho responsable al Departamento de Educación del Gobierno Vasco, ya que «este centro público pertenece al Consorcio Haurreskolak, dependiente del Ejecutivo Vasco, quien tampoco pone solución a un problema grave de salud».

Asimismo, han denunciado que las profesionales del centro, «quienes tienen un trabajo activo, están sufriendo las consecuencias, cuando la temperatura recomendada en este tipo de trabajo no debería superar los 25 grados en verano».

Peligro real

Las familias han apuntado que, según la Asociación Española de Pediatría (AEP) los niños más pequeños, menores de 4 años y sobre todo los menores de 1 año, son los más vulnerables al calor, ya que «puede producirse una elevación excesiva de la temperatura corporal pudiendo sufrir incluso golpes de calor, que pueden tener consecuencias muy graves».

Según la AEP, han remarcado, «su temperatura corporal sube más rápido que en los adultos porque tienen menor reserva de agua y sudoración y un aparato respiratorio aún inmaduro».

Ante esta situación, los padres y madres de los menores que la Haurreskola de Basurto ha transmitido su preocupación por la salud de sus hijos y han exigido que se busquen «soluciones inmediatas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *