Final sin premio ante el Barça (68-72)

El enorme potencial de los de Grimau, la falta de rotación y un arbitraje lamentable llevan a los MIB a la 13ª posición
Final sin premio ante el Barça (68-72)
Pantzar, tocado, dio una excelente imagen ante Ricky Rubio / Aitor Arrizabalaga - ACB Photo
Banner de Obramat en Bilbao

El Surne Bilbao Basket no pudo despedir la temporada 2023-24 con victoria ante el FC Barcelona (68-72) y finalmente ocupa la posición 13ª en Liga Endesa tras coincidir en un cuádruple empate con Andorra, Girona y Zaragoza. En principio los de Jaume Ponsarnau podrán disputar la fase previa de la FIBA Europe Cup, competición en la que esta temporada han alcanzado las semifinales.

Los bilbaínos se quedaron cerca de sorprender al equipo dirigido por Roger Grimau, pero el 3 de 21 en triples resultaría determinante para la suerte de un partido absolutamente mediatizado por un lamentable arbitraje.

Fueron mejores los catalanes, acertaron más que los bilbaínos y en circunstancias normales siempre ganarán al Surne Bilbao Basket. Pero hoy, sin Adam Smith ni Alex Renfroe y con Pantzar tocado, encontraron en el trio arbitral el soporte necesario para ganar un partido en el que los bilbaínos merecieron la opción de luchar la victoria en los segundos finales.

Buenas sensaciones

Para la historia quedarán los fríos datos. Los bilbaínos terminan la temporada con seis derrotas consecutivas, pero las sensaciones con las que la afición despidió al equipo hablan más de orgullo, de frustración por no poder contar con los lesionados para acabar más arriba en la clasificación y desazón por arbitrajes incomprensibles.

En lo estrictamente deportivo, Sacha Killeya-Jones volvió a ser el jugador más destacado de los bilbaínos (21 puntos y 21 de valoración),con Kristian Kullamae (17) tomando el relevo de un desacertado Hornsby.  Melwin Pantzar firmó 10 puntos y 6 rebotes a pesar de sus evidentes problemas de espalda y Tryggvi Hlinason (9, 8 rebotes y 18) dejó claro que los números también rinden en labores oscuras.

Oscar da Silva (20 puntos, 6 rebotes, 2 tapones y 23 de valoración), con buenas ayudas por momentos de Jabari Parker (12), Rokas Jokubaitis (10 y 4 asistencias) y siempre bien dirigido por Ricky Rubio (6 rebotes y 6 asistencias). Así ganó el FC Barcelona de un Roger Grimau ovacionado en la presentación a donde fuera su casa.

Iguladad

El FC Barcelona quiso marcar territorio desde el salto inical. 0-6 que obligó a Ponsarnau a pedir tiempo muerto para dar la vuelta con un parcial de 10-1 liderado por Kumallae y De Ridder. Da Silva y Parker dieron ventaja a los culés al final del primer cuarto (19-24) ya con los MIB fallando desde la línea de 6.75.

El segundo acto resultó de enorme igualdad, sin acierto en el triple para los locales y 37-38 al descanso para dejar todo por decidir tras el descanso. Tras la reanudación Parker puso seis arriba al Barça (40-46), un 7-0 acercó al Surne (47-48), pero otro 0-8 visitante con Da Silva desatado dejó el encuentro escorado del lado visitante (47-56) de cara a un último cuarto en el que da Silva continuó martilleando el aro local hasta auparle 13 puntos arriba en el marcador a 8 minutos del final.

Contra todo en contra, los de Jaume Ponsarnau dieron un paso adelante en defensa hasta acercarse a 68-72 a 37 segundos del final. Desiciones incomprensibles de arbitraje y errores propios dieron paso a la derrota bilbaína. Final con derrota ante un enorme rival, despedida a más de media plantilla y nuevamente a crear una plantilla para volver a ser uno de los mejores 16 equipos de la liga.

Ficha técnica

68 – Surne Bilbao Basket (19+18+10+21): Kullamae (17), Hornsby (3), Rabaseda (1), De Ridder (3) y Hlinason (9) -cinco inicial-; Pantzar (10), Rigo, Alex Reyes (2), Andersson (2) y Killeya-Jones (21).

72 – Barça (24+14+18+16): Ricky Rubio, Laprovittola (9), Abrines, Parker (12) y Vesely (10) -cinco inicial-; Satoransky (3), Jokubaitis (10), Paulí, Parra (8) y Da Silva (20).

Árbitros: Rafael Serrano, Francisco Araña y Roberto Lucas. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la jornada 34 de la Liga Endesa, última de la fase regular, disputado en un casi lleno Bilbao Arena con 9.204 espectadores. Dato oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *