Empieza a entrar bonito en los puertos vascos

Las cofradías del Cantábrico piden al Ministerio ampliar la cuota de anchoa autorizada para el primer semestre, para no cerrar la campaña
Empieza a entrar bonito en los puertos vascos
Arrantzales recogen redes durante la costera de la anchoa / EUROPA PRESS
Banner de IMQ en Bilbao

Pesqueros de Bizkaia y Gipuzkoa se están incorporando paulatinamente desde este pasado lunes a la campaña del bonito, que están descargando en puertos como el de Bermeo, todavía con pocas toneladas, procedentes del Golfo de Bizkaia, aunque con buenas expectativas ya que la pesquería está «sana y sostenible»

«El bonito está relativamente cerca. A veces se empieza a pescar por la zona de Galicia hacia el oeste, hacia las Azores y ahora están relativamente cerca, ya en el Cantábrico. Parece que ha aparecido el pescado, han entrado para acá los barcos y están por esta zona», ha indicado el responsable de la Federación de Cofradías de Bizkaia, Aurelio Bilbao.

Según ha afirmado, la pesquería del bonito está «muy bien», en función de los análisis científicos realizados, por lo que ha manifestado que las «expectativas son buenas, porque los científicos dicen que la pesquería está sana y muy sostenible». Por ello, ha confiado en que las capturas «vayan bien».

Los barcos que están pescando ahora bonito son de cacea, ya que los de cebo vivo han estado a la pesca de la anchoa. El número de barcos que se dedican al bonito son unos 25 en Bizkaia, que irán abandonando progresivamente la campaña de la anchoa y se pasarán a la del bonito.

Las embarcaciones de cacea (que no capturan anchoa) empiezan su pesquería con el verdel, luego la caballa y, cuando termina la caballa, se dedican al bonito del norte.

«La mayoría de embarcaciones guipuzcoanas, que son de cerco, se dedican a la anchoa y cuando ven que la pesquería de achoa está fallando o que se acerca el bonito, abandonan la anchoa y se pasan al bonito, porque es una pesquería fundamental», ha explicado.

Anchoa

Preguntado por cómo ha ido la campaña de la anchoa, Aurelio Bilbao ha señalado que «en cantidad, muy bien». «Yo creo que no se puede quejar nadie porque se está capturando la cuota que hay. No se captura al gusto de todos, porque la anchoa, cuando es pequeña, no tiene precio, y todo el mundo quiere pescar la grande, que es la que vale para fábricas de conserva. Pero yo creo que seguramente firmaríamos todos si todas las campañas fueran así», ha añadido.

En este sentido, ha sostenido que «en general se puede decir que ha habido capturas, los precios no han sido altos, pero tampoco estaba lejos la pesquería, con lo que, con consumos bajos, se ha capturado bien».

Tras apuntar que queda «muy poca cuota» de la autorizada para el primer semestre (periodo en el que se asigna el 85% de la cuota total), ha indicado que las Cofradías del Cantábrico están negociando con el Ministerio aumentar un poco la cuota asignada para la primera mitad del año, con el fin de «no cerrar la pesquería» y que los barcos puedan seguir capturando esta especie.

«Hay barcos que no van a la campaña del bonito. Solamente se dedican al cerco, se dedican a anchoa, a sardina y jurel, y para no cerrar la pesquería, se va a intentar modificar un poco la norma y que sigan faenando», ha explicado el responsable de la cofradía vizcaína.

En Bizkaia son ocho barcos los que se emplean en la campaña de la anchoa, siendo Gipuzkoa la que mayor flota tiene y la «más potente», con barcos «muy preparados y grandes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *