Fin a la huelga de Bilbobus: los trabajadores ratifican el preacuerdo

Con 332 votos a favor y 186 en contra, además de seis nulos y tres en blanco, queda desconvocada la huelga
Fin a la huelga de Bilbobus: los trabajadores ratifican el preacuerdo
Banner de Museo de la Industria Armera en Bilbao

La plantilla de Bilbobus ha ratificado este miércoles en asamblea, con 332 votos a favor, 186 en contra, tres votos en blanco y seis nulos, el preacuedo para acabar con la huelga indefinida que mantienen los trabajadores desde el 9 de abril, de lunes a viernes. Un acuerdo suscrito por UGT-CCOO-USO y que provoca que este jueves se reanude el servicio con total normalidad. La empresa Biobide y el comité de empresa alcanzaron, en el seno de la mesa negociadora de este pasado martes, un principio de preacuerdo, por mayoría sindical, que debía ser ratificado por la plantilla de Bilbobus, como así ha sido, a pesar del rechazo de los sindicatos ELA, LAB y ESK.

El preacuerdo sellado contempla una subida salarial del 4% tanto en 2022 como en 2023 y de un 2,5% en este ejercicio. Asimismo, entre 2025 y 2027, los salarios irán de la mano de las subida del funcionariado. Pero en el caso de que el IPC supere ese indicador, se contempla un aumento de las remuneraciones algo superior al que se esperaba en mayo. Además, Biobide acepta convertir la jornada del 62% que tienen 20 trabajadores en completa. El pacto también deja sin efecto el despido de una treintena de trabajadores que tenía previsto realizar en 2022, pero que seguía en los tribunales.

Reacción de ELA

ELA ha sido el primer sindicato en reaccionar al acuerdo: «Desde ELA queremos poner en valor la lucha ejemplar llevada de manera unánime por la plantilla de Bilbobus. A pesar de no lograr el objetivo, este colectivo ha sido un ejemplo de lucha obrera ante una empresa y unas instituciones que unicamente han velado por los intereses del capital. El Ayuntamiento de Bilbao privatiza un servicio público para que un tercero gane dinero de todas y todos los contribuyentes a costa de empeorar las condiciones laborales del colectivo y el servicio que se ofrece a la ciudadanía».

Decisión dividida

«El acuerdo suscrito por UGT-CCOO-USO, deja en evidencia que estos sindicados han claudicado ante las instituciones, cediendo derechos de los trabajadores y trabajadoras. El acuerdo suscrito no garantiza mantener el poder adquisitivo, introduce un condicionante de extrema gravedad, ya que cercena el derecho a la negociación colectiva supeditando los incrementos salariales futuros de la plantilla a las decisiones que se toman por otros agentes, dejando de lado la capacidad del propio comité de empresa, mantiene la precariedad de los colectivos más vulnerables como tiempo parcial y eventuales y no soluciona los recortes de condiciones derivados de la aplicación del convenio actual».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *