La Diputación descarta rebajar el cupo de visitantes diarios a San Juan de Gaztelugatxe

Se construirá una pasarela sobre el arroyo Madari en el trazado de la senda peatonal que unirá Bakio y Bermeo
La Diputación descarta rebajar el cupo de visitantes diarios a San Juan de Gaztelugatxe
Acceso por Urizarreta a Gaztelugatxe / Diputación Foral de Bizkaia
Banner de Bar EME en Bilbao

La Diputación Foral de Bizkaia ha sacado este jueves a licitación el proyecto para construir una pasarela sobre el arroyo Madari, dentro del trazado de la senda peatonal que unirá Bakio y Bermeo a través de Gaztelugatxe, con un presupuesto de 935.310 euros. Se prevé que las obras den comienzo a finales de año o principios de 2025 y que se prolonguen durante 13 meses.

Sobre las peticiones realizadas recientemente desde el Ayuntamiento de Bermeo para reducir el número de visitantes permitidos en el enclave de San Juan de Gaztelugatxe, la diputada de Medio Natural y Agricultura ha aludido a la actual limitación de las personas que pueden visitar cada día el enclave (1.462 personas en verano y 1.092 en invierno) . Ha asegurado que se estableció en base a un estudio «riguroso» elaborado en 2019 con «la misma fórmula de cálculo que se aplica en espacios naturales protegidos europeos».

«Seguimos bajo esos parámetros, teniendo un estudio que avala esa capacidad de acogida», ha insistido la diputada, que ha asegurado que «se atiende a Bermeo en todas las solicitudes que hace» con «especial atención», dado a que Gaztelugatxe es «su territorio», y tiene «una serie de días que utilizan para sus actividades específicas y una prioridad también en algunos momentos». Por ello, considera que «la solicitud que el Ayuntamiento de Bermeo realiza está atendida».

Futura pasarela

Según ha explicado la diputada de Medio Natural y Agricultura, Arantza Atutxa, esta pasarela se ha planteado para «integrarse» en el entorno natural y se construirá siguiendo las especificaciones del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Patronato de Urdabai con un diseño que salvará el desnivel del arroyo sin apoyos intermedios para no afectar a una especie vegetal protegida presente en la zona (woodwardia radicans) y al cauce del propio arroyo.

La solución técnica adoptada ha sido la de banda tesa, un diseño que «se caracteriza por su esbeltez y su superestructura ligeramente curva» y que se utiliza para puentes con grandes luces, han precisado desde la Diputación.

Se considera que esta tipología de pasarela «se adapta perfectamente a un entorno natural como la vaguada del arroyo Madari, donde se espera que la estructura, además de representar un hito para las personas que transitan por la senda, se integre en el entorno».

Para ello, los acabados de este puente se han adaptado a las especificaciones del PRUG del Patronato de Urdaibai. En ese sentido, el pavimento se ha proyectado en madera con herrajes de acero inoxidable y un tratamiento antideslizante de resina con arena silícea. La barandilla se realizará en acero COR-TEN, con un diseño de barrotes dispuestos en forma irregular, en línea con otras actuaciones desarrolladas en el entorno de Urdaibai, que acabarán en un pasamanos para facilitar la accesibilidad de los viandantes.

La pasarela se construirá disponiendo dovelas prefabricadas de hormigón sobre cables guía de acero previamente tensados. Según ha avanzado la diputada Arantza Atutxa, estas dovelas se cuelgan de los cables y son las encargadas de resistir el peso propio total del tablero y las sobrecargas de uso.

Montaje «muy rápido»

De este modo, ha destacado, se logra un proceso de montaje «muy rápido», lo que permite «minorar» las afecciones al medio natural, ya que, al colocarse las dovelas suspendidas de los cables de sustentación colocados previamente, se evita cualquier actuación en el cauce.

Los cables descansarán en dos estribos construidos en ambas márgenes del arroyo y el tablero que se utilizará es flexible, pero está sometido a «una fuerte tracción», lo que, según ha explicado la Diputación, «le otorga rigidez y mejora su comportamiento frente a oscilaciones y vibraciones».

Una vez concluida toda la tramitación administrativa para la adjudicación de este proyecto, las obras de construcción de la pasarela puedan comenzar a finales de este año o principios de 2025 y se prolonguen durante 13 meses, con un coste de 935.310 euros (IVA incluido).

SENDA PEATONAL

La pasarela peatonal sobre el arroyo Madari se enmarca en el proyecto para adecuar la conexión entre Bakio y Bermeo, un itinerario peatonal de uso frecuente por parte de las personas que residen en ambas localidades y por quienes acuden a Gaztelugatxe que, sin embargo, no cuenta con unas características de seguridad «suficientes».

Por ello, la Diputación redactó en 2019 un anteproyecto de trazado peatonal entre Bermeo, el Faro de Matxitxako y San Juan de Gaztelugatxe que, tras la pandemia, se materializó en una primera fase que comprende el acondicionamiento del tramo de esta senda entre Lurgorri y Erleko Punta.

Dentro de ese proyecto se definía una pasarela peatonal, si bien el diseño inicial fue descartado y se encargó a finales de 2023 un nuevo proyecto de pasarela con un procedimiento de ejecución más simple, probado con anterioridad en emplazamientos similares e «igualmente respetuoso con las características medioambientales de este enclave protegido», ha relatado.

Hasta el momento, se ha habilitado el sendero tal y como se había proyectado en esta primera fase de los trabajos hasta el arroyo Madari. Con la construcción de la pasarela se continuarán los trabajos de rehabilitación de ese itinerario hasta el mirador de Erleko Punta y desde allí hasta Bermeo, en concreto hasta el aparcamiento disuasorio en la zona del cementerio.

Los trabajos que se desarrollarán en el trayecto que discurre por la carretera BI-3101 se abordarán coincidiendo con las obras proyectadas para mejora de este vial.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *