Un Barakaldo de Primera

Los gualdinegros militarán en 1ª RFEF tras sumar su segundo ascenso consecutivo en un Lasesarre lleno y ante una afición entregada con su equipo
Un Barakaldo de Primera
Banner de Ruta del Vino Rioja Oriental en Bilbao

El Barakaldo CF ha logrado el ansiado objetivo marcado a comienzos de curso: el ascenso a la 1ª RFEF. En el duelo de vuelta disputado en Lasesarre ante el Orihuela, los vizcaínos han conseguido igualar con un 2-0 una eliminatoria que se había puesto cuesta arriba tras el 3-1 de la ida. Había que ganar por más de dos goles para hacerse con el billete, o bien por dos como mal menor para forzar la prórroga. Y ésta segunda vía ha sido la que finalmente ha tenido que usar el Baraka para sellar su presencia en la tercera categoría a nivel estatal y que supone, por otro lado, la antesala del fútbol profesional.

El 2-0 al finalizar los 90 minutos, con los goles de Pedernales (7′) y Borja García (63′), nos llevaban a una prórroga en la que el cuadro de Imanol de la Sota contaba con la ventaja de afrontar ese tiempo extra en su estadio. Pero con otro vital añadido, como era que, de seguir la igualdad, el ascenso correspondía a la escuadra fabril. Es la ventaja de cerrar la liga regular en una mejor posición, aunque hablemos de grupos distintos.

El 7 como número clave para abrir el candado

El partido ha comenzado con un Barakaldo consciente de que tenía una empresa complicada por delante y que su éxito debía basarse en la cordura pero también en la valentía. A los siete minutos, un zapatazo del 7, Pedernales, ha logrado batir la meta alicantina por alto. Era un más que serio aviso de las intenciones con que los anfitriones afrontaban la vuelta, aún dolidos por lo ocurrido seis días atrás en Orihuela.

Dos disparos peligrosos de los alicantinos a la derecha de la meta de Unai Pérez han demostrado que la idea del técnico visitante no era poner el autobús y encerrarse atrás. De hecho, el gol ha debido convencer del todo a Sergi Guilló de lo apropiado de esa apuesta basada también en el ataque, consciente de que enfrente había una clara intención de no levantar el pie en busca del segundo tanto. Y para ello ha contado con un estilete por banda derecha: Hamza Bellari. El marroquí ha sido un dolor de cabeza constante para la retaguardia local.

Pero no es menos cierto que, también en esa posición de extremo derecho, contaba el Barakaldo con otro jugador diferencial y que hoy se despedía de su equipo, tras su fichaje por el Athletic, en principio para el filial. Hablamos, por supuesto, de un Endika Buján que ha completado un partido excelente, demostrando así lo acertado de su contratación por la entidad de Ibaigane. Pero sería injusto no valorar el partido coral que ha ofrecido todo el equipo, pues ahí radica en última instancia la fuerza y la base de lo que sigue logrando el equipo vizcaíno.

Una prórroga de 40 minutos

En el segundo acto, los locales han seguido intentando encontrar el acceso exitoso a la meta del Orihuela, algo que finalmente han conseguido en el 63′. Un barullo en el área se ha resuelto con un remate de Borja García. De ahí al final no se ha movido ya el marcador, lo que nos ha llevado a un tiempo extra en el que hemos vivido dos partes de 19 minutos, casi un tercer tiempo. Y una prórroga que la escuadra visitante tenía que ganar para ascender, para lo que obviamente tenía que marcar.

Y para ello ha contado sobre todo con una opción de Brian que ha salido cerca de la escuadra y una agónica falta directa desde la frontal cuando ya expiraba el tiempo, y que ha puesto el corazón en un puño a los casi 8000 espectadores. También el Barakaldo ha podido ampliar su renta, pero sobre todo se trataba de no encajar, ya que era sinónimo de subir. Y eso ha sido exactamente lo que ha sucedido.

Segundo ascenso consecutivo

Y es que estamos hablando del segundo ascenso en dos años. Atrás queda ya su participación en una 3ª RFEF que abandonó a ritmo de marcha militar, sin perder ni un solo encuentro. El ascenso a la segunda categoría implicaba, lógicamente, una mayor complejidad que, en todo caso, no rehuía el objetivo marcado desde los despachos y el vestuario: subir a la máxima categoría del fútbol no profesional.

La liga finalizaba para los de la margen izquierda con unos números que en cualquier otro grupo habrían supuesto el ascenso directo, y de forma incluso holgada. En este grupo II, sin embargo, sólo la presencia de un implacable Bilbao Athletic ha arruinado esa vía. De hecho, han sido esos dos partidos los únicos que ha perdido el Baraka en dicha fase regular. Y a esa derrota ha habido que sumar la ida de la final del playoff.

De esta forma, con sólo tres encuentros perdidos en estas dos temporadas se presenta el equipo en la 1ª RFEF. Un proyecto que se sigue demostrando sin duda adecuado, acertado y con margen aún para el crecimiento. El Baraka es, en efecto, un equipo de Primera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *