Economía

Ventajas e inconvenientes de los comparadores de crédito online

Los comparadores de crédito son herramientas gratuitas que permiten contrastar las condiciones de las distintas entidades de crédito entre sí
Ventajas e inconvenientes de los comparadores de crédito online
Banner de Konfekoop en Bilbao

Con un crédito online se puede conseguir liquidez de forma rápida y sin tener que presentar demasiada documentación o cumplir con muchos requisitos. Gracias a esta posibilidad, se pueden afrontar gastos inesperados, hacer reformas, hacer compras necesarias y puntuales o incluso saldar una deuda de alto interés.

Debido a su éxito, en la actualidad hay distintos tipos de financiación en función de las necesidades de los usuarios. Desde préstamos personales a microcréditos, incluyendo los famosos créditos rápidos o instantáneos. De la misma manera, hay gran cantidad y variedad de entidades que ofrecen este tipo de servicios financieros.

Ante tanta diversidad, han surgido los comparadores de préstamos online, que permiten, antes de solicitar dinero por internet comparar las condiciones entre las distintas entidades de crédito. De esta forma se puede elegir la financiación más ventajosa en función del tipo de crédito o préstamo que se necesite solicitar.

¿Cómo funciona un comparador de crédito online?

Los comparadores de crédito son herramientas gratuitas que permiten contrastar las condiciones de las distintas entidades de crédito entre sí. Es una gran ayuda, ya que gracias a estas webs, se pueden conocer rápidamente las distintas opciones de financiación que hay disponibles en cada momento. Así, se cuenta con información de primera mano para elegir no solo la mejor entidad, sino también las mejores condiciones.

Los comparadores permiten tener acceso a información como: el importe máximo a pagar, los requerimientos o requisitos para solicitar el crédito, las tasas de interés y los plazos de devolución de las distintas entidades bancarias o financieras. De esta forma, se puede elegir de manera más apropiada el tipo de financiación que se ajuste mejor a las necesidades personales.

Ventajas de los comparadores de crédito

Gracias a los comparadores, se puede encontrar el mejor crédito personal en poco tiempo, ya que, permite filtrar por el importe del préstamo, la tasa de interés, el plazo de devolución e incluso si aceptan a personas inscritas en el ASNEF. También se puede obtener un listado de los créditos sin intereses que haya disponibles en ese momento.

Además de poder filtrar según diferentes criterios, otra ventaja muy importante, y quizá la más obvia, es la rapidez. Los comparadores analizan las condiciones de las distintas entidades de crédito y sus productos financieros de manera rápida. Así, desde la comodidad del hogar, o desde cualquier parte, se puede obtener esta información en cuestión de minutos.

Otra de las grandes ventajas de los comparadores es que en un mismo sitio se pueden visualizar distintas ofertas y créditos de manera organizada y fácil. Tendrás acceso a información de las entidades crediticias más importantes en España, así como a ofertas especiales y condiciones ventajosas de otras entidades menos conocidas.

La última ventaja, pero igual de relevante, es la facilidad de uso. Los comparadores no solo son gratuitos, sino además muy sencillos de usar. De hecho, son accesibles para cualquier persona que necesite información para solicitar un crédito personal. Un comparador online es muy sencillo de utilizar, además de ser una herramienta muy útil.

Posibles desventajas de los comparadores de crédito

Los comparadores de crédito también tienen alguna que otra desventaja, a pesar de todos sus beneficios. En primer lugar, el hecho de que cobren una pequeña cuota a las empresas que aparecen en su web, puede hacer que las condiciones de los créditos no sean tan ventajosas como las que aparecen en las páginas de las entidades directamente.

Otra posible desventaja es que, aunque si bien es cierto que se comparan las principales entidades financieras, no aparecen absolutamente todas, por lo que, podría haber alguna oferta que quedara fuera del comparador. No obstante, el tiempo que ahorran compensa el hecho de no contar con absolutamente todas las entidades de crédit habidas y por haber.

Por último, algunos usuarios entienden como desventaja el hecho de que sean totalmente online. Es decir, no hay un teléfono al que se pueda llamar si se tienen dudas o una persona a la que recurrir. Pero, esta desventaja queda suplida por la importante información que se obtiene a cambio. Además, son un primer paso para ahorrar tiempo y descartar condiciones abusivas.

En definitiva, los comparadores de crédito son herramientas valiosísimas a la hora de recabar información antes de solicitar financiación. Sin estos comparadores se tardaría muchísimo tiempo yendo de entidad en entidad recabando datos, para después poder comparar manualmente todos los resultados. Probablemente, sin esta herramienta, la mayoría de personas se conformaría con las condiciones que le ofreciera su entidad bancaria habitual.

Además, las posibles desventajas son minucias comparadas con todas las ventajas que ofrecen de manera gratuita. En resumen, antes de solicitar cualquier tipo de financiación, conviene consultar un comparador online. Con los datos obtenidos, se puede contactar con una o varias entidades para terminar de confirmar las condiciones y contratar finalmente la financiación necesaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *