Hablamos con Candela Ollé, Profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC

Los discursos de los políticos cada vez son más agresivos y chirriantes y menos improvisados

Podcast Cultura

Las Redes Sociales han cambiado la forma y la importancia de los discursos

Es muy importante captar la atención del público durante el discurso / belchonock/Depositphotos
Banner de Cáritas Bizkaia en Bilbao

El 15 de marzo se celebra el Día Mundial del Discurso. Pero los tiempos han cambiado y escuchar un buen discurso no es algo habitual. La elocuencia es todo una arte. Pero ahora los discursos no conmueven.  Si pensamos en política, es difícil encontrarnos con un buen orador. Candela Ollé es profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya. Asegura que «en los debates, muchos leen el discurso, tienen el papel delante. Eso significa que otros se lo han escrito. Además, tenemos un sistema de redes sociales en los que los discursos son muy breves. Son frases sueltas.  Y la oratoria tradicional no tiene estas características». Es importante también la parte de la teatralidad. «Puedes tener el discurso íntegro escrito. Pero aparte de creerte lo que vas a contar, hay que trabajar la interpretación. Que no se quede en una simple lectura lineal. Y sin olvidar los silencios en el discurso, que tienen un gran valor cuando son bien utilizados».

Los discursos de los políticos

Ahora hay discursos muy agresivos, que no conectan con el público. Y además no conectan con el lenguaje corporal. Toda la parte no narrativa es también muy importante. Pero a  veces chirría que el cuerpo diga algo que no casa con la palabra. Y todo porque se quiere captar a la audiencia de una manera brusca. «Estas actitudes nos las imaginamos más en el contexto político. Asistimos a las broncas en el Parlamento hasta que alguien les tiene que cortar para que se comporten. Cada vez más lo vemos como algo normalizado. Y no debería ser así». En este sentido, Candela Ollé se queda con el ejemplo de Barack Obama: «Tengo simpatía por su nivel de discurso. Le daba importancia a conocer a la audiencia, interaccionaba con el público. Pero ahora esta actitud ya no es la habitual».


Si te gusta EgunOn Magazine, suscríbete en nuestros canales de podcast:

Y sigue a Radio Popular en las redes sociales:

  • Sigue todas las noticias de Bilbao y Bizkaia en nuestro Facebook
  • Conoce la radio desde dentro en nuestro Instagram
  • Los titulares y los bacalaos del Athletic al minuto en X
  • Revive los mejores bacalaos en YouTube
  • Recibe las actualizaciones de nuestra programación y nuestras noticias en nuestro canal de Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *