Se escapan dos puntos frente al líder

Lezama sigue invicto después del mejor partido del Amore hasta la fecha, pero el Sporting rascó un empate que deja un mal sabor de boca
Larru celebrando su gol / SD AMOREBIETA

El Amorebieta está haciendo de su nueva casa una fortaleza con una inquebrantable muralla que ni los mejores plantillas de Segunda consiguen derribar. El Sporting, líder hasta esta jornada de LaLiga Smartbank, estuvo cerca de sucumbir al juego de los azules. Vélez de Mendizabal hizo tres cambios en el once. En la línea defensiva, Irazabal entró en sustitución de Oier Luengo que cumplía sanción, y Ozkoidi en el carril zurdo por el capitán Iker Seguín. En la delantera, después de tres partidos como titular, Orozko dejó su sitio a Guru, junto al máximo artillero de los azules, Obi

Gran ambiente en las gradas de Lezama. 1.178 aficionados animaron el envite, con más de 200 seguidores sportinguistas. El partido arrancaba con un Sporting peligroso en varias contras pero sin fortuna en dos disparos de Djuka. Se fue desperezando el Amore y comenzó a asediar la meta de Mariño. Primero tras un error de Gragera que a punto está de aprovechar Guru. A los pocos minutos, otro error de la zaga rojiblanca, hoy de blanco, terminaba con el tanto de Larru. Doble intervención de Mariño a Obi y Guru, pero a la tercera no pudo hacer nada ante el preciso golpeo del centrocampista gernikarra. Los últimos 20 minutos del primer acto fueron un quiero y no puedo de los de David Gallego, faltos de ideas en ataque. El cuadro zornotzarra, bien posicionado, aguantaba con el 1-0 al ecuador del choque.

La segunda mitad arrancó igual que terminó la primera, sin acercamientos del Sporting. Vélez no quiso arriesgar y retiró al amonestado Peña al descanso. Los azules tuvieron una buena oportunidad con el disparo de Obi desde la frontal, que detuvo providencial abajo el meta sportinguista. La sensación es que el 2-0 podía llegar antes que el empate. Lo tuvo Orozko en sus botas, en un mano a mano que resolvió de maravilla Mariño rebañándole el balón al delantero cuando intentaba el regate. Finalmente el Sporting logró un empate que deja con mal sabor de boca a los azules. Una buena jugada por banda que Bogdan metía dentro del área con un centro con veneno que Villalba remataba a placer. Los últimos minutos intentó apretar el conjunto visitante, alentado por los numerosos aficionados asturianos.

«Sensación de que se escapan dos puntos»

Iñigo Vélez de Mendizabal terminó con «la sensación mala del empate, porque se escapan dos puntos». Pero realmente satisfecho por el juego del equipo en el «mejor partido hasta ahora». El técnico gasteiztarra hizo incapié en que generaron muchas ocasiones, llegando a tener al líder contra las cuerdas. «Hemos controlado situaciones que quizás en otros partidos no hemos controlado tan bien sin balón», destacó Vélez tras el envite.

El entrenador del Amore lamentó la gran ocasión de Orozko apenas dos minutos antes del gol del empate: «Podíamos haber matado el partido con el 2-0, pero cuando después de una ocasión tan clara te empatan te quedas con una sensación jodida». Consciente del gran trabajo de los azules: «Mañana cuando vuelva a ver el partido, me dará rabia el empate, pero una vez analizado el partido tendremos que seguir en esta línea, si trabajamos como lo hemos hecho hoy, vamos a sacar más puntos. A partir de mañana, le daremos más valor del que le damos ahora.»

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular