A dar la campanada ante el Real Madrid

Los hombres de negro quieren terminar el año 2022 con un regalo a su afición para mantener viva la llama de la Copa
La última visita del Real Madrid supuso la retirada de la camiseta de Álex Mumbrú / Aitor Arrizabalaga - ACBPhoto

El partido que mide al Real Madrid con el Surne Bilbao Basket en el Bilbao Arena siempre ha sido sinónimo de motivación máxima. Tanto los protagonistas sobre el parqué como los aficionados consideran la visita de los blancos como una oportunidad para reivindicarse. Dar el máximo para tratar de igualar las fuerzas ante un rival inalcanzable en los económico, pero que sabe que el «efecto Miribilla» le ha hecho hincar la rodilla en más de una ocasión.

Libra por libra el rival es inalcanzable, en opinión del entrenador del Surne Bilbao Basket, los madridistas tienen » posiblemente a los dos mejores manejadores de la historia del baloncesto español junto a Raül López y Ricky Rubio, encima Williams-Goss ha venido con una confianza extrema, recuperan a Rudy, tienen jugadores de rol como Abalde o Causeur que en cualquier momento pueden asumir la responsabilidad… Tenemos que estar pendientes de Musa y de quince jugadores más». Eso sin contar con el «efecto Tavares».

Ponsarnau considera el partido como “un reto para todos los componentes del equipo y por lo que veo para todo el entorno, ya que casi todas las entradas están vendidas. No hay ninguna duda de que el equipo está muy ilusionado y de que va a hacer el 100%». «Lo importante es hacerlo todo como equipo. En el momento en el que queramos ganar al Real Madrid cada uno por nuestra cuenta será imposible. Cada uno con sus virtudes, pero todos juntos: jugadores, entrenadores y Miribilla”, recuerda el técnico catalán.

Nueva era

El partido ante el Real Madrid cuenta con innumerables alicientes. Es el último del año 2022, la primera visita de Chus Mateo como técnico de los madrileños, se hará extraño no presenciar los interminables paseos por la zona técnica de Pablo Laso. El Bilbao Arena vivirá por primera vez en su historia un Bilbao Basket-Real Madrid sin Álex Mumbrú vestido de corto o con traje de entrenador…va a ser un partido histórico por tantos motivos que el balance de 27-10 a favor de los madrileños hasta no importa. Sobre todo porque los MIB ganaron en abril, vaso medio lleno.

Ponsarnau contará con el Bilbao Arena hasta la bandera, apenas un puñado de entradas quedan a la venta. Salvo novedad de última horas contará con los 12 aunque “Nikola Radicevic no estará al 100% porque salió del último partido con molestias», quien parece muy mejorado es Emir Sulejmanovic ya que «se han aprovechado estos días para tratar sus problemas en ambos tobillos y recuperarlo un poco más”.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio Popular