Bilbao

El muro es Vingegaard

El danés logra la victoria en Amasa-Villabona en un final durísimo
El muro es Vingegaard
Banner de Rodilla en Bilbao

El muro es Vingegaard. Es el corredor más en forma de la Itzulia Basque Country. Su destino este año está ligado a Euskadi. De aquí saldrá el Tour este año. Y aquí se está probando su vigente campeón, Jonas Vingegaard (Jumbo-Visma). Era el máximo favorito para hacerse con la ronda vasca y no le costó demostrarlo en la tercera etapa de la Itzulia (Errentería- Amasa-Villabona), en una cuesta con porcentajes imposibles que nos regaló un festival de chepazos de los que tanto gustan en estos tiempos. El danés remató el buen trabajo de su equipo, llegando por delante de un Mikel Landa (Bahrain) que volvió a rendir a gran nivel y de Enric Mas (Movistar). Es ya el líder de la Itzulia y no será nada fácil arrebatarle el amarillo.

Primera prueba para los favoritos

La tercera tenía que ser la primera prueba para los favoritos. Por más calidad que tuviera la fuga, no iban a tener oportunidad, estaba claro. Quienes más lejos llegaron fueron Rémi Cavagna (Soudal- Quick Step) y Georg Zimmerman (Intermarché). Una vez atrapados por el pelotón, otro movimiento con buenos nombres: Bauke Mollema (Trek-Segafredo), Esteban Chaves (EF) y Laurens Huys (Intermarché). El campeón colombiano se quedó solo y le lanzó un buen desafío al pelotón. Se movió Landa, dejando intuir sus buenas piernas. A Chaves le acabaron por atrapar James Knox (Soudal- Quick Step) y Juanpe López (Trek-Segafredo). El lebrijano fue el que más lejos llegó, con su estilo agonista se plantó a pie del repecho final. López protagonizó un enganchón con Sergio Higuita (BORA- Hansgrohe). Por suerte se engancharon antes de llegar a unas bicis sorprendente apoyadas sobre las vallas. Hay cosas con difícil explicación en los finales de la Itzulia. Afectado por el enganchón también quedó Carapaz (EF), un corredor que toavía no ha dejado claro si en esta Itzulia puede o solo quiere. Vingegaard aprovechó el gran trabajo de su compañero Valter. Mas se encontró también delante, aunque perdió la posición ante el empuje de Mikel Landa. Mientras el anterior líder sufría para completar la jornada, Vingegaard ya estaba haciendo rodillo y hablando por teléfono con la familia. La estampa de buen chico no la pierde nunca.

Sigue la Itzulia cada tarde con Beñat Gutiérrez y Zugaitz Ayuso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *