No vale rendirse

La eliminación copera exige una reacción inmediata para no acabar con la sensación de haber perdido otra temporada
No vale rendirse
Aficionados del Athletic reciben al equipo antes del choque copero en San Mamés / Athletic Club
Banner de Cáritas Bizkaia (Rotación) en Bilbao

Palo. Decepción. Fracaso. Me da igual el apellido que cada uno quiera ponerle a la eliminación copera del Athletic. Todos tendrán su parte de razón. Antes de la eliminatoria pensaba que caer ante Osasuna sería un fracaso del Athletic. Ahora no lo veo tan claro. La afición está dolida y busca a quién culpar y eso es peligroso.

El Athletic hizo méritos suficientes para llevarse la eliminatoria en San Mamés. A mi juicio solo se le pueden poner dos pegas: la falta de puntería y la falta de ambición en el partido de El Sadar donde salieron a que no pasara nada. Aun así el equipo de Valverde mereció más. El problema es que esto no va de merecimientos sino de pegada y ahí el Athletic sale derrotado incluso ante Osasuna.

Creerse el discurso

Analizar lo que sucedió es una obligación, pero no se trata de cargar contra un jugador u otro. Es vergonzoso que Nico Williams haya tenido que cerrar sus redes sociales porque unos energúmenos aprovechen el anonimato para insultarle. Dice muy poco de nuestra sociedad. Tampoco se trata de cargar contra Zarraga por mucho que fallara en la salida de balón que lleva al gol de Pablo Ibañez o señalar a Agirrezabala pensando que podía haber hecho más en el tanto encajado en la prórroga. Es una cuestión colectiva que viene arrastrando el equipo.

Los palos anímicos recibidos en la Copa se han visto acrecentados por el devenir de LaLiga en las últimas campañas. Ni después de las finales o de la eliminación en ‘semis’ el equipo dio la cara. Hablaron de levantarse y luchar por Europa, pero lo cierto es que no trasladaron ese discurso al verde. La séptima plaza no parece un objetivo inalcanzable que seguramente de acceso a Europa. Creo que hay que exigírselo al equipo de Valverde. Sin excusas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *