De Ridder «hace el camino» para ganar en Santiago (77-78)

La fe en el rebote del belga y 5 puntos en el tramo final obran el milagro de ganar a domicilio tras 12 derrotas consecutivas
De Ridder «hace el camino» para ganar en Santiago (77-78)
De Ridder felicitado por Pantzar y Reyes / acb Photo - A Baulde

Y al fin «se obró el milagro» de ganar a domicilio. Juego de palabras de sirva para mostrar la trascendencia de la victoria del Surne Bilbao Basket en la pista compostelana del Monbus Obradoiro. Victoria tras 12 derrotas consecutivas a domicilio y en un final de infarto en el que los bilbaínos tuvieron la fe necesaria para remontar un partido que pudieron perder en el tercer cuarto y en el que el belga De Ridder emergió con tres rebotes ofensivos y un vital 2+1 que al fin le daba la victoria los de Jaume Ponsarnau.

El parcial 0-5 con el protagonismo del belga pudo también acabar en tragedia en el caso de que Tres Tinkle hubiera anotado sobre la bocina pero el aro escupió el tiro del americano y Hlinason se encargó de evitar que pudiera volver a caer dentro de la red. Sufrimiento máximo tras ver cómo Alex Renfroe fallaba dos tiros libres para empatar a falta de 40 segundos. El trio arbitral, tras revisar la jugada, le dio el balón al Bilbao Basket, que culminó su remontada con el mencionado “2+1” de Thijs De Ridder (77-78).

Para llegar a ese final el Surne Bilbao Basket tuvo infinidad barreras en su camino. De inicio se quedó sin poder jugar Killeya-Jones con problemas en la espalda, los vómitos acompañan a Denzel Andersson las últimas 48 horas y Renfroe jugó el partido sin haber entrenado desde el pasado sábado. Respuesta desde el corazón del equipo, con lagunas en el juego, pero sin regalar nada a un rival que en el tercer acto fue favorecido por un arbitraje casero a más no poder.

El otro Howard

Pustovyi y Blazevic fueron un problema por dentro, pero Howard se erigió en el martillo pilón con puntos de todos los colores para mantener a los gallegos vivos en un primer tiempo en el que el Surne Bilbao Basket fue superior a pesar de su lastre en los triples (4/14 al descanso). De hecho Howard cerró el primer tiempo  con un espectacular triple sobre la bocina.

En la reanudación se vivieron momentos incomprensibles. Como  jugada en la que un técnico de banquillo local retuvo un balón cuando Andersson quería sacar rápido y el sueco al recibir un empujón fue castigado con técnica, al igual que el banco compostelano. Incomprensible arbitraje que no pasó factura a un Bilbao Basket que supo volver al partido y dejarlo todo para el final. Un final feliz al ritmo de De Ridder. 2-1, zona play off y el domingo llega un, hasta el momento, intratable UCAM Murcia.

Ficha técnica

77 – Monbus Obradoiro (16+24+21+16): Eric Washington (13), Jordan Howard (24), Thomas Scrubb (8), Tinkle (2) y Rubén Guerrero (3) –equipo titular- Pustovyi (13), Álex Suárez (3), Blazevic (5), Pol Figueras (2) y Muñoz (4).

78 – Surne Bilbao Basket (18+23+15+22): Adam Smith (13), Denzel Andersson (9), Pantzar (5), Xavi Rabaseda (5) y Hilnason (14) –equipo titular- Álex Reyes (6), Renfroe (4), Tsalmpouris (7), De Ridder (5) y Kullamae (10).

Árbitros: Antonio Conde, Alberto Sánchez Sixto y Vicente Martínez.

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada de la liga Endesa disputado en el pabellón Multiusos Fontes do Sar ante unos 4.000 espectadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *