La ilusión europea bilbaína y la necesidad compostelana se citan en Miribilla

El Surne Bilbao Basket busca meter presión al Joventut por la décima plaza y el Obradoiro una victoria para salir del descenso
La ilusión europea bilbaína y la necesidad compostelana se citan en Miribilla
El Surne Bilbao Basket ganó en Fontes do Sar (77-78) / acb Photo / A. Baúlde
Banner de Rodilla en Bilbao

El Surne Bilbao Basket recibe en el Bilbao Arena al Monbus Obradoiro (domingo 21, 17:00 horas) con el deseo de mantener la llama de la ilusión europea encendida. No saben los bilbaínos a ciencia cierta la posición liguera que otorgará el pasaporte europeo, pero, como dice Jaume Ponsarnau, «por nuestros conocimientos de matemáticas, sabemos que si quedas el 10º tienes más posibilidades de jugar Europa que el 11º”.

Porque la plantilla, su afición, el club quieren compaginar competición europea con una ACB cada vez más competida, pero con el playoff elegido para un selecto grupo de equipos entre los que no se encuentra actualmente.

“Intentaremos conseguir la mejor posición. Tras la eliminación europea enseñamos al equipo la clasificación y el objetivo. Tenemos la ilusión de volver a jugar Europa«, resume el entrenador de los hombres de negro.

Obra tocado

Los hombres de negro tendrán como rival al Monbus Obradoiro. Conjunto que se puede considerar clásico ya que enlaza 13 temporadas consecutivas en la máxima categoría a las órdenes de Moncho Fernández. Equipo acostumbrado a convivir con bajos presupuestos y extraordinario resultado deportivo, pero que a Miribilla llegará el domingo en posición de descenso con cinco partidos por disputarse.

«Somos conscientes de que nosotros también nos estamos jugando cosas importantes. Tenemos la ambición de Europa y de seguir compitiendo al mejor nivel para ganar el mayor número de partidos posible», recuerda Ponsarnau.

Los compostelanos han tenido que reinventarse esta temporada. No es habitual que sea el tercer equipo en número de posesiones de la Liga y su habitual equilibrio se tambalea por la obligada reconfiguración de la plantilla. “Son sólidos en el rebote defensivo y con jugadores con mentalizar de correr. Los ataques rápidos les diferencia y lo tenemos que respetar, como el hambre y las ganas con las que van a venir, además de poner la intensidad necesaria. Son un muy buen ejemplo de que, aunque las cosas las hagas ordenadas, si tienes un accidente se te cae el castillo. Y por eso están sufriendo. Además, se les han lesionado algunos jugadores de los que han fichado. Ahora están readaptándose bien con Howard, Mendoza, Scrubb…”, asegura el técnico de los MIB.

Respeto gallego

Moncho Fernández reconoce que “ellos están jugando por la plaza”. “Cada partido importa y para ellos este encuentro es tan importante como cualquier otro. Este año ha jugado a las semifinales de la FIBA Eurocup y, como decía Jaume Pomsarnau, y se lo parafraseo a él, ellos tienen esas aspiraciones y lógicamente este partido es tan importante como cualquier otro. Por lo tanto, lo de que no juegan nada… sí que se juegan y además juegas en casa», recuerda el preparador de Pontepedriña.

El Obra se presentará con la baja confirmada de Sasha Kovliar y con la duda de Janis Timma por molestias en la espalda y en la zona de la cadera. En caso de no recuperarse el báltico, Tres Tinkle podría regresar. “A día de hoy el equipo solo tiene tres aleros propiamente dichos, que son Jordan (Howard), Rigo (Mendoza) y Thomas Scrubb, porque la baja de Álvaro (Muñoz) se nos ha olvidado, pero ha sido una baja importante en ese aspecto, sobre todo por la polivalencia que tenía para jugar en los dos puestos. Entonces, a veces tienes que equilibrar y hacer los cálculos para que tapar el pecho no significa destapar los pies o viceversa», recuerda Moncho Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *