Unos MIB dolidos quieren plantar cara al Barça en el Palau

El técnico del Surne Bilbao Basket recupera a Radicevic para viajar a Barcelona con la intención dar la sorpresa y esperar resultados
Unos MIB dolidos quieren plantar cara al Barça en el Palau
Jaume Ponsarnau en un tiempo muerto / acb Photo / A. Arrizabalaga
Banner de Bar EME en Bilbao

El Surne Bilbao Basket salió «más tocado» que de costumbre tras una derrota al caer con contundencia en Girona. Así lo explicó su preparador Jaume Ponsarnau antes de emprender el viaje a Barcelona donde se medirán al equipo de Saras Jasikevicius.

«Hubo frustración. Nos castigaron muchísimo el plan, de ahí la autoflagelación del entrenador. El equipo no se merece hacerse más daño de la cuenta. Hemos sido un equipo que cuando hemos tenido frustración, cuando ha tenido que demostrar que era algo pasajero, enseguida ha encontrado el trabajo para volver a lo de antes”, se sincera el técnico del conjunto de Miribilla.

Más que la derrota en sí, los hombres de negro han rumiado en los entrenamientos la forma en la que los de Aito García Reneses les ganaron el partido, les incapacitaron y es algo que les duele. Tienen propósito de enmienda los MIB, aunque seguramente no sea el mejor escenario. El Surne Bilbao Basket solo ha ganado tres veces en Barcelona y el actual cuadro blaugrana da pocas concesiones en su cancha.

“El Madrid tiene un poco más de talento y el Barça, de calidad. Jugamos con uno de los mejores equipos de Europa y de los de más físico. Lo importante es encontrar nuestro juego y la inspiración. Igual no es el lugar más indicado, pero es lo que hay. Es una de las pistas más chulas de Europa. No ha habido ningún partido de no agarrarse durante 30 minutos”, reconoce Ponsarnau.

Vuelve Radicevic

El técnico catalán recupera al base serbio Nikola Radicevic y que, viendo la debilidad que provoca su ausencia, aplaude: «Hemos tenido una dificultad muy importante, como es la lesión de Niko, un hándicap. Para llevar esos malos momentos es importante la dirección. Agustín ha crecido, pero ha habido momentos puntuales con lesiones que le han influido en la potestad dentro del partido. Estas dificultades, con Niko podemos afrontarlas mejor. A ver si encontramos solidez en la respuesta. En la recuperación de Niko hemos sido todo lo pacientes que teníamos que ser. Necesitamos el mejor Niko para afrontar el periplo duro e intenso que va a venir. Es muy buen base», concluyó.

Si todavía queda algún optimista irreconciliable con la razón sabe que si el equipo de Miribilla logra ganar en Barcelona y el Zaragoza gana en Valencia los hombres de negro disputarían la Copa. Sobre el papel posible, en la cancha lo comprobaremos el domingo.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *