El basket total manresano pone a prueba la mentalidad de los hombres de negro

El equipo catalán se juega una plaza en la Copa del Rey ante un Surne Bilbao Basket tocado tras caer en la pista del Palencia
El basket total manresano pone a prueba la mentalidad de los hombres de negro
Los MIB han ganado en casa al Manresa 15 de 16 enfrentamientos / Aitor Arrizabalaga - ACB Photo

El Surne Bilbao Basket arranca el año 2024 con la visita del Baxi Manresa al Bilbao Arena (domingo, 12:30 horas). Partido de dinámicas opuestas. El conjunto bilbaíno terminó 2023 con una dolorosa derrota en la pista del Palencia, último clasificado que contaba con una victoria en 15 partidos. Por su parte, el equipo catalán depende de sí mismo para disputar la Copa del Rey tras llevarse consecutivamente dos derbis catalanes, ante Barcelona y Joventut.

Jaume Ponsarnau quiere pasar página de la decepción en Palencia. El técnico de los hombres negro reconoce que la derrota en tierras castellanas “hizo daño” ya que no fueron capaces de dar respuesta a un mal inicio de partido debido “a la falta de solidez”. “No es un tema de no querer sino de falta de carácter para volver a la senda de la determinación cuando las cosas no van bien”, resume el preparador de los MIB.

El técnico cree que el rival del domingo en Miribilla va a llevar al límite a su equipo: “La exigencia va a ser enorme. Tenemos que llegar bien de energía y con muy buena mentalidad. Manresa es el equipo que juega más posesiones, que más triples tira y es el equipo que tiene un índice de rebote ofensivo más alto”.

Rival de envergadura

Para tener opciones de victoria ante el “equipo mejor entrenado de la liga”, Ponsarnau apela a “controlar su juego de carrera lo mejor posible, estar bien en el triple, compensados porque Manresa va a querer tirar muchos triples y sólidos en el rebote”.

Para ello es fundamental “un paso adelante en todos los sentidos” de jugadores como Reyes, Smih y Kullamae. Ponsarnau reconoce que no están atravesando un buen momento y les pide responsabilidad defensiva aunque no cuenten con acierto ofensivo.

Una victoria dejaría a los bilbaínos con siete triunfos al llegar al final de la primera vuelta y con, al menos, dos triunfos sobre las posiciones de descenso. Los más optimistas recuerdan que el Surne Bilbao Basket ha ganado 15 de los 16 partidos ante Manresa en Bizkaia.

Entrenamiento abierto

El club ha querido premiar la fidelidad de su fiel hinchada y ha organizado una sesión de entrenamiento abierta el público. La respuesta ha sido extraordinaria ya que cerca de 2300 aficionados se han acercado al Bilbao Arena, la mayoría familias con niños y niñas. Autógrafos, fotografías con los jugadores y diversión. Energía pura para un equipo que se sabe querido y desea devolver ese cariño con una victoria el domingo.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *