Ocasión para romper la racha negativa a domicilio

El Surne Bilbao Basket debe pasar página tras la derrota en Vitoria y buscar en la pista del Obradoiro la primera victoria a domicilio del 2023
Ocasión para romper la racha negativa a domicilio
Álex Reyes anota en Fontes do Sar / acb Photo / A. Baúlde
Banner de Kurago en Bilbao

Toca giro de timón a domicilio para el Surne Bilbao Basket. Los hombres de negro deben pasar página, aprender de los errores que les llevaron a no competir durante muchos minutos en el Buesa Arena ante un Baskonia muy superior y poner fin a una racha de derrotas lejos de Miribilla que sigue creciendo desde el pasado diciembre de 2022.

No era Vitoria el sitio idóneo para volver a sentir las mieles del triunfo a domicilio, pero poco hacia presagiar la mala sensación con la que acabó el equipo tras el ilusionante debut liguero en Miribilla frente a Andorra. No hay tiempo para lamentaciones y este miércoles, desde las 19:30 horas en Radio Popular – Herri Irratia, Fontes de Sar debe aparecer como una ocasión de ganar en la cancha de un equipo de similares objetivos que los bilbaínos.

Jugadores tocados

El Surne Bilbao Basket se presentará en la capital gallega con varias dudas en su plantilla. Alex Renfroe sufrió una contusión en Vitoria y no ha podido entrenar, Sacha Killeya-Jones se retiró ayer del entrenamiento debido a una contractura lumbar y Denzel Andersson ha viajado a Santiago de Compostela con malestar general y vómitos. En principio todos han viajado y se espera que estén mañana y por ello Jaume Ponsarnau mostraba su preocupación al no haber podido preparar con normalidad el choque.

Por su parte, el Monbus Obradoiro se presenta ante su afición después de quedarse a las puertas de disputar competición europea. Los de Moncho Fernández v perdieron ante SIG Strasbourg por 82-78 la final y no disputará la Basketball Champions League. En los gallegos es baja Rigoberto Mendoza y habrá que ver cómo afecta la participación europea en Turquía con tres partidos en menos de una semana.

«Cuando juegas cuatro partidos en ocho días, las fuerzas merman. Aunque la densidad de la competición sea mucha, porque es casi un partido cada tres días, aún estamos en pretemporada. La competición está ahí, pero espero que el equipo siga mejorando y creciendo. Estamos en esa fase en la que aún cometemos errores que, con el tiempo y el trabajo, dejaremos de cometer. Tenemos que mantener lo bueno y mejorar lo malo”, indicó Fernández.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *