Otro borrón final que cuesta la derrota en Gran Canaria (83-75)

El Surne Bilbao Basket anota un punto en los últimos cinco minutos de un partido que llegó a ganar por 11 puntos
Otro borrón final que cuesta la derrota en Gran Canaria (83-75)
Adam Smith sigue sin encontrar su juego / acb Photo / M. Henríquez

El Surne Bilbao Basket sigue sin encontrar la consistencia necesaria para reencontrarse con la victoria en Liga Endesa. Exceptuando la victoria en la pista del Valencia Basket, el cuadro bilbaíno ha perdido sus últimos ocho partidos con un guion muy similar. Los de Jaume Ponsarnau no saben poner la puntilla a encuentros que dominan durante muchos minutos.

En Zaragoza se dejó remontar 17 puntos, en Badalona 7 puntos en el último minuto y ante el Breogán, por poner otro ejemplo, se quedó sin puntos en un último cuarto para olvidar. En Gran Canaria volvió a suceder. El Surne Bilbao Basket dominó el partido prácticamente desde el salto inicial, alcanzó hasta 11 puntos de ventaja tras el descanso y su motor ofensivo se gripó los últimos cinco minutos. Entonces recibió un parcial de 12-0 para regocijo de la la afición local que temió por la victoria bilbaína y acabó de fiesta prenavideña.

Quedó en agua de borrajas el excepcional partido de Sacha Killeya-Jones (17 puntos y 22 de valoración) porque la rotación de Tsalmpouris volvió a ser muy deficiente. Sin el británico en pista el Surne Bilbao Basket era otro, pasaba de dominar las zonas y anotar con regularidad a ser un solar con paso gratuito para los locales y muy previsible en ataque. Adam Smith volvió a evidenciar que está pasando una crisis de juego y al igual que Kullamae acabó con valoración negativa.

Dominio inerte

El Surne Bilbao Basket dominó el partido siempre que pudo Ponsarnau mantener en pista a sus «titulares», el Gran Canaria hacía la goma constantemente y lograba dejar el marcador al descanso en un igualado(42-43).

Smith vivió tras el descanso un efímero momento de inspiración que le sirvió a los MIB para alcanzar su máxima renta en el partido: 51-62. Pero Bassas tomó las riendas del choque y lo fue igualando al ritmo de las rotaciones visitantes.

Parecía que el partido de iba a decidir por pequeños detalles cuando el marcador reflejaba 69-74 a 4:50 para el final. Nada hacia intuir que el Surne Bilbao Basket ya no iba a anotar mas canastas, se iba quedar en un tiro libre: 76-75 cuando restaban 2:10 para la conclusión.

Preocupante imagen bilbaína. Desaparecido de la pista el Gran Canaria remató la faena con Happ y Brussino. Urge cambiar la dinámica porque la costumbre de no jugar los minutos finales se puede convertir en reglar y el descenso sigue a un partido.

Ficha técnica:

83. Dreamland Gran Canaria (19+23+17+24): Slaughter (), Albicy (7), Brussino (19), Pelos (12) y Happ (14) –quinteto titular-; Slaughter (4), Bassas (2), Salvó (7), Landesberg (5), Shurna (3) y Lammers (10).

75. Surne Bilbao Basket (25+18+23+9): Smith (9), Killeya-Jones (17), De Ridder (10), Renfroe (6) y Rabaseda (4) -quinteto titular-; Andersson (5), Reyes (10), Pantzar (4) y Kullamae (3) y Tsalmpouris (7).

Árbitros: Benjamín Olivares, Afonso Olivares y Yasmina Alcaraz. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la décimo cuarta jornada de la Liga Endesa, disputado en el Gran Canaria Arena ante 5.342 espectadores. En el descanso se llevó a cabo la campaña de recogida de peluches en el centro de la pista, lanzados por los aficionados congregados el encuentro.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *