«Muchos rojos» marcados en un Surne Bilbao Basket – Casademont Zaragoza

El equipo de Jaume Ponsarnau necesita la victoria en el Bilbao Arena ante un rival directo para no quedarse rezagado
«Muchos rojos» marcados en un Surne Bilbao Basket – Casademont Zaragoza
77-63 fue el resultado en Zaragoza / acb Photo / E. Casas

Surne Bilbao Basket y Casademont Zaragoza se enfrentan este sábado en el Bilbao Arena (18:00 horas, en directo por Radio Popular) en uno de esos partidos “marcados con muchos rojos”.

Maños y bilbaínos llegan al choque tras caer derrotados en la FIBA Europe Cup a domicilio en donde aún no están clasificados para los cuartos de final. Algo que ambos equipos quieren hacer la próxima semana en sus respectivas canchas. También encaran el partido después de perder en liga ante dos rivales “de Euroliga”, el Real Madrid en el caso de los hombres de negro y el Valencia los de Porfi Pisac.

No acaban de salir de la zona peligrosa, la que mira al descenso a la LEB, ninguno de los dos equipos. Los maños cuentan con una victoria más que los bilbaínos que se sitúan a una de las plazas de descenso. Además, el Casademont Zaragoza ganó en el Príncipe Felipe por 77-63 y de ganar en Miribilla tomaría dos victorias de ventaja y el basket average.

Efecto Miribilla

Sin duda, se trata de un partido clave en el que el factor cancha, en opinión de Jaume Ponsarnau, debe ser fundamental: “Cuando Miribilla juega con nosotros, las cosas salen mejor. Jugar en casa siempre nos permite hacerlo con más potencial. Afrontamos a un rival que propone apuestas tácticas y debemos leerlas. Ellos son muy físicos y protegen bien su pintura. Debemos actuar con determinación y centrarnos en nosotros”.

Sobre todo el Surne Bilbao Basket debe mejorar en ataque, pero sin olvidarse de la defensa que le mantiene en los partidos. La incorporación de Keith Hornsby busca aumentar la competitividad en la línea exterior tanto en el lanzamiento como en su “calidad de jugar sin balón y ese era precisamente nuestro déficit, además de tener también mucha amenaza con la pelota en las manos”.

Ponsarnau espera que puedan jugar juntos Hornsby y Smith, pero para que suceda se precisa de aumentar “la responsabilidad individual defensiva”. De las declaraciones del técnico se extrae que lamenta que la configuración inicial de la plantilla en el puesto de alero con dos jugadores con perfiles distintos, uno defensor y otro anotador, no haya dado los frutos y espera que utilizando a Hornsby en momentos en ese lugar el equipo pueda ganar en equilibrio ofensivo.

Roles claros

“Los jugadores están en una fase de estrés y la teoría de los vasos comunicantes no está funcionando. De ahí el fichaje de Keith Hornsby, otro elemento más para agarrarnos a la eficacia”, resume.

Salvo percance de última hora, Tsalmpouris y Rigo serán los descartes para medirse al Casademont Zaragoza y cerrar una semana en la que los técnicos lanzaron “dos mensajes: Estamos ante una semana importante y tenemos que ganar”. En Alemania salió cruz, en Miribilla debe salir cara.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *